Última entrega de la campaña AMYTS “La cercanía que nos cuida”: ser creativos y responsables para reforzar lo logrado

0

Con la entrega de hoy finalizamos la campaña AMYTS “La cercanía que nos cuida”. En ella estamos pretendiendo ofrecer una nueva mirada a las dificultades de relación que nos crea la infección COVID. Y tras insistir en los diferentes medios y remedios que pueden transformar la necesaria distancia social en cercanía que nos cuide, hoy prestamos atención a aquellas otras situaciones en las que eso no parece fácil.

Pero también en ellas podemos mantener una “cercanía cuidadosa” si tomamos las medidas oportunas. La instalación de barreras protectoras donde no sea posible garantizar la distancia necesaria, el cuidado en la ventilación, la correcta utilización de las mascarillas (adecuadas y bien ajustadas, incluso mientras estamos compartiendo una mesa a la suficiente distancia y quitándonoslas sólo en el momento de beber o comer algo), la reducción al máximo de los tiempos de contacto y la priorización de encuentros al aire libre han de ser constantes en ese tipo de situaciones.  Y hemos de entenderlo así: como la oportunidad de encontrarnos, de saludarnos, de relajarnos o trabajar juntos manteniendo la suficiente seguridad, haciendo posible una cercanía limitada, sí, pero al fin y al cabo, la única cercanía que hoy (y durante los próximos meses) nos puede proteger y cuidar: a nosotr@s y a quienes nos podamos ir encontrando. Así lo entienden también todos y cada uno de los profesionales sanitarios, que durante esta crisis, con equipos de protección adecuados (o improvisados o inadecuados, por desgracia, cuando estos faltaron) y las medidas necesarias, y dentro de sus posibilidades, han estado atendiendo a todo el que solicitaba atención.

Seamos creativos en los modos, hagamos posible una vida suficientemente acompañada y festiva, pero hagámoslo siempre con precaución y responsabilidad. Podemos contribuir a agravar la situación, podemos vivirla como una condena, o podemos buscar las formas que nos permitan cuidar y ser cuidados sin exponernos a riesgos. Ahora y en el futuro, incluyendo esa Navidad que parece que otros nos quieren salvar.

Tenemos una parte de nuestra salud y de la de l@s otr@s en nuestras manos. ¡Cuidémosla!

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x