CON FIRMA. “Sr. Consejero, actúe y evite los miedos en la OPE”, por Julián Ezquerra

5

Para quien tiene miedo, todo son ruidos”. Sófocles

Ha llegado el momento esperado por miles de facultativos. Las ansiadas oposiciones, aunque escasas en número de plazas y con unas bases de la convocatoria manifiestamente injustas, son la oportunidad para muchos profesionales que acumulan años de contratos precarios (eventuales, contratos de guardia, interinos…). Años esperando poder consolidar un trabajo al que acceden con gran esfuerzo.

No olvidemos que hay que ser buen estudiante -ya que acceder a los estudios de medicina no es fácil-, hacer 6 años de carrera, enfrentarse al MIR, pasar 4 o 5 años de residente y después comenzar el peregrinar de contrataciones temporales, hacer guardias, someterse a la incertidumbre de las renovaciones, etc. para que ahora, y ya con edades cercanas a los 40 años, se vean sometidos a una oposición.

Este es el sistema con el que convivimos y cuyo única culpable es la propia Administración. Se cometió un grave error en los años del INSALUD, creando una bolsa de precariedad inmensa que se intentó paliar con una OPE extraordinaria que diese salida al problema. Pero de nuevo estamos ante otra situación similar, y ello ocasiona que se estén buscando soluciones por una vía novedosa, la de la Justicia Europea, que por fortuna es bastante más considerada y justa con los profesionales que la que tenemos en nuestra propia Administración. Pero no quiero hablar ahora de esto.

Esta semana se han publicado los primeros tribunales para las oposiciones de algunas especialidades y, además, y como ya está siendo habitual, nos enteramos por una vía no oficial de la fecha del primer examen: día 26 de noviembre. Y sabemos la fecha no por anunciarla la Administración, sino por un “descuido” de cierto Hospital que, en su búsqueda de colaboradores para el día del examen, hace público que será el 26 de noviembre. Una muestra más de la forma en la que trata esta Administración a sus profesionales y sus representantes. Insisto en lo que he denunciado en otras ocasiones, y es que cambian las personas, cambian las apariencias, pero en lo sustancial no cambia nada.

Entre los opositores hay ruido, mucho ruido. Por vez primera en estas oposiciones hay un temario, un examen tipo test y unas normas que a priori pueden hacer pensar en un sistema objetivo de selección. Dejemos ahora al margen la base que limita los aprobados a un número escaso y sin ningún sentido. Temario y preguntas, parece serio. Lo que antes se hizo no garantizaba la objetividad, y ahora, al menos en apariencia, se facilita.

Pero a pesar de todo los opositores tienen miedo, escuchamos mucho ruido. Filtraciones, algunos conocerán el examen, “siempre es lo mismo”, “a ver si alguno del tribunal es de mi servicio”, etc. Profesionales de 40 años, excelentes en su trabajo, se enfrentan a unos miedos que pueden parecer irracionales, pero que son muy reales y basados en certezas. No ven fantasmas, no deliran ni alucinan, no: son miedos fundados y reales. Basados en el conocimiento y experiencias previas.

Está en su mano, Sr. Consejero, hacer que estos miedos, estos ruidos, desaparezcan. Ya hemos trasladado al Director General de Recursos Humanos la propuesta para que esto sea así. Hay que poner en marcha un mecanismo sencillo que ya se ha demostrado posible en otras CC.AA. para hacer que la filtración de examen, o de grupos de preguntas, sea imposible o se reduzca al máximo. Por respeto a los profesionales y a sus derechos, por obligación legal, por la debida trasparencia, no permita que el ruido ambiente perturbe a los opositores y haga que estos puedan estudiar sabiendo que la objetividad, el conocimiento, la igualdad en el acceso y la trasparencia sean los que rijan en estas oposiciones. De lo contrario, no habrá forma de creer que, para Vd.,  esos principios son importantes.

Julián Ezquerra Gadea
Médico de familia. Secretario General de AMYTS
Compartir:

5 comentarios

  1. El hecho de que profesionales de 40 años tengan que someterse de forma generalizada y forzosa a una oposicion se debe a los que impiden que en la sanidad publica haya contratos indefinidos no vinculados a una oposicion…y no creo que sea solamente la administracion la que impide que se pueda contratar de otra manera, sino los acuerdos vigentes con los sindicatos…

    • Formación y Desarrollo Profesional en

      Efectivamente, las leyes. Primero, el Estatuto Básico del Empleado Público, art. 61:

      6. Los sistemas selectivos de funcionarios de carrera serán los de oposición y concurso-oposición que deberán incluir, en todo caso, una o varias pruebas para determinar la capacidad de los aspirantes y establecer el orden de prelación.
      Sólo en virtud de ley podrá aplicarse, con carácter excepcional, el sistema de concurso que consistirá únicamente en la valoración de méritos.
      7. Los sistemas selectivos de personal laboral fijo serán los de oposición, concurso-oposición, con las características establecidas en el apartado anterior, o concurso de valoración de méritos.
      Las Administraciones Públicas podrán negociar las formas de colaboración que en el marco de los convenios colectivos fijen la actuación de las organizaciones sindicales en el desarrollo de los procesos selectivos.

      También, el Estatuto Marco del personal al servicio de las instituciones sanitarias:

      Artículo 31. Sistemas de selección.
      1. La selección del personal estatutario fijo se efectuará con carácter general a través del sistema de concurso-oposición.
      La selección podrá realizarse a través del sistema de oposición cuando así resulte más adecuado en función de las características socio-profesionales del colectivo que pueda acceder a las pruebas o de las funciones a desarrollar.
      Cuando las peculiaridades de las tareas específicas a desarrollar o el nivel de cualificación requerida así lo aconsejen, la selección podrá realizarse por el sistema de concurso.

      AMYTS no tiene ningún miedo ni ninguna resistencia a plantear alternativas en el acceso a las plazas del SNS, siempre que procedan del diálogo y representen realmente la opinión mayoritaria de los profesionales. De hecho, no tememos en absoluto escuchar ese tipo de propuestas, e incluso en promoverlas aunque sea indirectamente, como estamos haciendo al analizar otros sistemas sanitarios con diferentes sistemas de acceso al nuestro, como es el caso de los médicos hospitalarios franceses o las revisiones que hicimos, al inicio de la Revista Madrileña de Medicina, de otros sistemas sanitarios occidentales.

      Quedas invitado, por tanto, a exponer de manera sistemática y constructiva una propuesta en la sección Con Firma de la revista, por supuesto no de forma anónima.

  2. Estimado Dr Julian Ezquerra,
    Muy buen artículo,
    Desconfianza creo q sentimos todos, porque como bien comentamos, no creo que haya ningún profesional médico mal formado entre nosotros, y sin embargo la incertidumbre de sentir que puede que algunos compañeros partan desde una posición más ventajosa al estar en mejores condiciones o en hospitales de mayor nivel con jefes de servicio potentes… No sé cual es la opinión de los demás compñaeros al respecto???
    Muchas gracias
    Saludos

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x