SÓLO “CUATRO DÍAS”, LITERALMENTE, PARA CUMPLIR CON LO PACTADO

0

Los sindicatos de la sanidad madrileña se han mostrado “satisfechos” de haber sido capaces de elaborar “en tan poco tiempo y sin apenas datos el plan que han presentado en la mañana de hoy a la Consejería de Sanidad como alternativa a la privatización de la gestión de seis hospitales y 27 centros de salud. “Después de recoger el jueves el complicado reto de elaborar en tan poco tiempo un plan alternativo, como se nos exige por parte de la consejería, nos pusimos inmediatamente a ello”, ha declarado a EFE –y recoge la prensa general como ECODIARIO – EL ECONOMISTA- el secretario general del sindicato de médicos AMYTS, Julián Ezquerra.

El documento consensuado por los sindicatos “contempla los mismos aspectos que el Plan de sostenibilidad del Gobierno, pero es un encargo absolutamente perverso”, según Ezquerra, porque había que haber empezado “hace meses o, cuando menos, hace 45 días cuando el Gobierno anunció el plan y se negó a abrir el diálogo”.

Había dificultades “por todos los lados: el Presupuesto de 2012 consolidado no se conoce, ni tampoco cómo ha elaborado los datos la consejería. Aún así, hemos sido capaces de presentar un presupuesto alternativo que el lunes entregaremos y lo haremos público”, ha añadido Ezquerra.

“(Entre los sindicatos) las diferencias insalvables prácticamente no han existido. Creo que todos al final quedaremos francamente contentos de haber sido capaces de consensuar un plan, olvidando los intereses que representa cada organización”, ha continuado. “En este caso hay un interés que está por encima de todo y es sostener el sistema sanitario tal y como lo conocemos, sin llegar a permitir en ningún caso que se privaticen servicios públicos”, según Ezquerra.

Ha advertido de que las movilizaciones “no se acaban el día 20, cuando se aprueben los Presupuestos”, ya que, si no consiguen sus objetivos, seguirán “convocando concentraciones, manifestaciones e incluso huelgas, para conseguir que este plan no sea implantado aunque sea aprobado”. (…)

Respecto a las casi 4.000 operaciones que tuvieron que ser suspendidas durante los siete días de huelga, el secretario de AMYTS ha dicho a EFE que esta cifra “produce un cierto mal sabor de boca a los convocantes, porque significa que muchos ciudadanos están sufriendo las consecuencias”, aunque éstas en ningún caso afectan a las patologías graves y a Urgencias, ha puntualizado. “No nos gusta, y somos conscientes de que la huelga es el último recurso. Es muy fácil echar la culpa a los sindicatos, pero todo esto se podía haber evitado si hubiese habido diálogo desde el inicio”, ha concluido Julián Ezquerra.

Fuentes: ECODIARIO-EL ECONOMISTA, 16-12-2012; EL CORREO.COM, 16-12-2012; LA INFORMACIÓN, 16-12-2012; YAHOO NOTICIAS, 16-12-2012

 

 

 

 

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x