Se aceleran los contagios COVID. ¿Hacemos lo suficiente?

0

En las últimas semanas no sólo se está produciendo un número elevado de brotes de COVID-19 en España, sino que se está produciendo un repunte muy importante del número global de casos, con el consiguiente riesgo que esto entraña de experimentar un nuevo pico epidémico que no sólo incremente el número de afectados y de fallecidos, sino que dé al traste con la incipiente recuperación de la actividad económica. El crecimiento de casos es aún, si cabe, más preocupante en la Comunidad de Madrid, donde el número de casos se duplica cada semana (de una media de 200 casos nuevos diarios a finales de julio hemos pasado a 400 diarios a mediados de semana, y tomando los datos del viernes 7, ya estaríamos en 500).

Por ello, es un buen momento para preguntarnos si estamos haciendo todo lo necesario, todo lo que podemos hacer, para revertir esta situación. Y la contestación clara es un rotundo no: no estamos reforzando adecuadamente los servicios de Atención Primaria y Salud Pública, baluartes de la detección precoz y el análisis epidemiológico. De ahí que haya declaraciones contradictorias, cuando no rocambolescas, de los dirigentes sanitarios madrileños, e incluso se eliminen contenidos de informes epidmiológicos que ponen en cuestión los resultados de la investigación de contactos.

Pero tampoco estamos haciendo lo necesario como sociedad. Junto al elevado porcentaje de ciudadanos que cumplen con las medidas de protección, se contempla también un importante número de quienes no tienen ningún reparo en celebrar reuniones familiares o de amigos sin respetar esas medidas, o incluso presumiendo de no hacerlo o minimizando su importancia. De ahí que casi la mitad de los nuevos casos puedan atribuirse al denominado “ámbito social”. No parece que hayamos interiorizado la gravedad de la infección COVID, ni lo que supondría para nuestros mayores (ni para el conjunto de nuestra vida en sociedad, incluyendo, por supuesto, la economía) un nuevo pico epidémico.

Hay mucho por hacer. Y se echa de menos un discurso sólido y potente de nuestras autoridades llamando a la responsabilidad ciudadana, así como actuaciones decididas en apoyo del cumplimiento de las medidas preventivas y del adecuado, y cada vez más necesario e imprescindible, refuerzo del sistema sanitario.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x