Riesgo laboral durante el embarazo (y 2)

0

Logo revista

Volumen 2, Nº 10. Febrero 2014.

Salud laboral

RIESGO LABORAL DURANTE EL EMBARAZO: LA PREVENCIÓN EXISTE; LA PROTECCIÓN TAMBIÉN (y II)

Victoria Velasco Sánchez
Médico de familia. Responsable de Salud Laboral de AMYTS

(Ir a la primera parte)

2. Agentes físicos
      • Radiaciones ionizantes: Como todos sabemos, los riesgos dependen del tiempo de embarazo y de la dosis absorbida, siendo mayores desde la fase preimplantacional, durante la organogénesis y el periodo fetal más temprano, y haciéndose algo menores en el segundo trimestre del embarazo. Existe un “Protocolo de vigilancia de la salud específico para trabajadores profesionalmente expuestos a radiaciones ionizantes” (Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, 2003), que establece las medidas específicas de vigilancia de la salud. Para evaluar las condiciones de trabajo, se puede realizar una estimación de la dosis que la trabajadora embarazada puede recibir sobre su abdomen hasta el final de la gestación, portando un dosímetro abdominal. En general, se puede mantener la actividad siempre que permanezca detrás de las barreras estructurales de protección, y NO DEBERÍA trabajar en aquellas situaciones en que no existan dichas barreras.

      • Radiaciones no ionizantes: la exposición a radiaciones no ionizantes en el medio sanitario se da con mayor intensidad en algunas áreas como Rehabilitación (TENS, magnetoterapia, onda corta, microondas o láser), Dermatología (fototerapia, láser), Radiodiagnóstico (RMN) o en aquellos quirófanos en los que se emplea el láser, como pueden ser los de Oftalmología, Dermatología o Ginecología.
        Los estudios sobre los efectos de las radiaciones no ionizantes y su relación con el embarazo son controvertidos; aun así, y como no se puede excluir la posibilidad de incremento de riesgo para el feto con niveles altos de exposición, se recomienda reducir al mínimo la exposición a radiaciones no ionizantes, sobre todo onda corta4.

3. Agentes biológicos

La valoración del riesgo biológico en las actividades sanitarias es muy compleja. Definir a qué agente biológico y en qué cantidad está expuesta una trabajadora embarazada, cuál es el tiempo de exposición y cuál será la gravedad de las lesiones en caso de contagio es especialmente difícil en nuestro sector. Por ello se hace necesario tener en cuenta distintos factores como son la vía de entrada de los agentes biológicos, la clasificación de los puestos de trabajo y los mecanismos de control.

En este sentido, nunca es suficiente recordar la importancia de las “medidas de protección individual” con lavado de manos, uso de guantes, mascarillas y batas y control medioambiental, asegurándose de que el hospital tiene medios adecuados para la limpieza y desinfección rutinaria, cumpliendo los procedimientos requeridos.

4. Agentes químicos
      • Puesto de trabajo con riesgo de Exposición Alto: se considera la “no aptitud temporal” y cambio de puesto de trabajo.

      • Puesto de trabajo con Exposición Media: “aptitud con limitaciones, evitando las tareas de manipulación de citostáticos en situación de embarazo y/o parto reciente y/o lactancia”.

      • Puesto de trabajo con Exposición Baja”: se recomienda la “aptitud con recomendaciones de adaptación de tarea” encaminadas a evitar los efectos adversos ocasionados por una posible exposición accidental por derrames/salpicaduras de fluidos corporales contaminados.

      • Puesto de trabajo con Exposición Muy Baja: se considera la “aptitud” para el puesto como en el resto de la población trabajadora del ámbito sanitario, si bien se deberá garantizar la adecuada formación en cuanto a la exposición accidental con citostáticos.

Situaciones especiales:

      • Manejo del Metotrexate en Atención Primaria: existe un protocolo de aplicación específica y de recogida de residuos. Aunque los resultados de la exposición laboral no son significativos, en la ficha técnica del fármaco se desaconseja su manejo por parte de las embarazadas o en periodo de lactancia.

      • Uso de Pentamidina y Rivabirina: el primero usado en forma de aerosol en el tratamiento de infecciones por P. Carinii en VIH positivos. Tiene un protocolo específico de aplicación en el que el contacto con el paciente es sólo en caso de necesidad. La Rivabirina se usa en aerosol para el tratamiento del Virus Respiratorio Sincitial en unidades de Neonatología y Pediatría. Ambos fármacos son considerados como peligrosos y, tal y como lo recoge la guía ANMTAS4, se desaconseja su manejo por parte de mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

    • Otros agentes químicos. Se resumen en la tabla 2 aquellos que hay que tener presentes en nuestra práctica diaria, junto con sus recomendaciones:

Tabla 2. Agentes químicos frecuentes en el medio sanitario

Agente químico

Para qué se usa

Personal expuesto

Recomendaciones

Óxido de etileno

Se usa como esterilizante de dispositivos médicos sensibles a la temperatura y humedad

El personal expuesto suelen ser trabajadores de centrales de esterilización, almacenes, limpieza y mantenimiento.

La exposición se origina al retirar la carga una vez finalizado el ciclo. La mujer embarazada y en periodo de lactancia no debe exponerse, y son consideradas susceptibles de un “no apto temporal”

Formaldehído

Se utiliza como conservante de muestras biológicas

El personal expuesto suele ser de Anatomía Patológica y, muy puntualmente, aquellos que recogen muestras para derivar a Anatomía Patológica

Los valores límites ambientales a los que se puede estar expuestos están recogidos en guías del INSHT Valores Límite Ambiental . Si los valores se cumplen, no hay restricción laboral; si las condiciones higiénicas no son adecuadas, hay que limitar las tareas expuestas o favorecer un cambio de puesto de trabajo temporal.

Glutaraldehído

Se utiliza en la desinfección y esterilización de material clínico delicado

El personal expuesto son, habitualmente, los auxiliares de enfermería y el de limpieza

Los valores límites ambientales también se recogen en guías del INSHT. El embarazo no presupone la retirada del trabajo, aunque se recomienda extremar la prevención. No hay indicación de restricción laboral en la lactancia.

Gases anestésicos

Son sustancias volátiles utilizadas en áreas quirúrgicas. Cada vez se usan más los agentes intravenosos, por lo que las concentraciones son cada vez más bajas.

SE hallan expuestos anestesistas, cirujanos, obstetras, personal de enfermería, técnicos de radiología, dentistas, personal de limpieza.

Los valores límites ambientales, se encuentran recogidos en las guías del INSHT. El embarazo no presupone la retirada del trabajo siempre que estos estén por debajo de las recomendaciones.

La protección existe

La protección de las trabajadoras exige evitar la exposición a determinados riesgos. Por otro lado es evidente que la simple presencia de un agente nocivo para el embarazo en una actividad laboral no siempre implica la inmediata retirada del contacto. Hay factores como son el temporal (no todos los agentes son nocivos en toda la gestación) y la intensidad (habrá que determinar a partir de qué dosis el agente es nocivo).

Es función de los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales valorar los riesgos en el puesto de trabajo y establecer las medidas preventivas necesarias para garantizar la seguridad y salud de la trabajadora, del feto y del recién nacido y por ello tienen protocolos desarrollados para alcanzar estos objetivos.

Gráfico. Tramitación de la contingencia por riesgo laboral
Imagen salud laboral emb

Se recogen en el gráfico adjunto los pasos a dar para iniciar una tramitación de “Contingencia por Riesgo Laboral”, teniendo en cuenta que consideramos que lo más adecuado es dirigirse siempre en el primer momento a los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales del hospital de referencia, ya que ellos conocen la documentación necesaria para iniciar el proceso. Aun así, toda la información del proceso administrativo de solicitud se encuentra en la página web del INSS.

Y si lo necesitamos, seguro que son útiles para nuestras trabajadoras, algunas aclaraciones:

  1. Una obvia: “La trabajadora no está obligada a comunicar su situación de embarazo. Si lo hace es para promover la situación de especial protección”.

  2. Es conveniente diferenciar, que “no es lo mismo riesgo durante el embarazo, que embarazo de riesgo”, siendo las prestaciones diferentes y que, en caso de precisarse una baja laboral en este último caso, sería una Incapacidad Temporal por enfermedad común.

  3. Al considerarse una Contingencia profesional NO es necesario un periodo mínimo de cotización a la Seguridad Social.

  4. El subsidio por riesgo durante el embarazo y lactancia natural es del 100% de la base reguladora por contingencias profesionales.

  5. La prestación por riesgo durante el embarazo finaliza el día anterior al que se inicie el permiso por maternidad tras dar a luz. Y en el caso de la lactancia natural se extiende hasta que el hijo cumpla 9 meses.

 

Referencias

  1. Ronda E, Gadea R. Riesgo laboral en trabajadoras embarazadas y en periodo de lactancia: la necesidad de una estrategiapreventiva consensuada.Arch Prev Riesgos Labor 2008; 11 (4): 169-171. Disponible en http://www.scsmt.cat/pdf/riesgo_embarazadas.pdf [último acceso, 21/02/2014]
  2. Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres. BOE 71, 23 de marzo. 12611. Disponible en http://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2007-6115 [último acceso, 21/02/2014]
  3. Ley de Prevención de Riesgos Laborales (Ley 31/1995). BOE» núm. 269, de 10 de noviembre de 1995. Disponible en http://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-1995-24292 [último acceso, 21/02/2014]
  4. Guía de Valoración de Riesgos Laborales en el embarazo y lactancia en trabajadoras del ámbito sanitario. Asociación Nacional de Medicina del Trabajo en el Ámbito Sanitario (ANMTAS). 2008. Disponible en http://www.anmtas.com/images/stories/recursos/pdf/2012/guias/Valoracion_riesgos_embarazo.pdf [último acceso, 21/02/2014]
  5. Guía Clínico Laboral para la prevención de riesgos durante el embarazo, parto reciente y lactancia en el ámbito sanitario. Grupo sanitario de la AEEMT. Actualización: octubre de 2011. Disponible en http://www2.uca.es/serv/prevencion/GUIA_CLINICO_LABORAL_EMBARAZO_Y_LACTANCIA.pdf [último acceso, 21/02/2014]
  6. Tribunal Supremo. Sentencia STS 5948/2013. Disponible en http://www.poderjudicial.es/search/doAction?action=contentpdf&databasematch=TS&reference=6925071&links=&optimize=20140110&publicinterface=true [último acceso, 21/02/2014]
  7. Martín Daza F, Pérez Bilbao J. NTP 443: Factores psicosociales: metodología de evaluación. Madrid: Instituto Nacional de Higiene y Seguridad en el Trabajo. Disponible en http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/FichasTecnicas/NTP/Ficheros/401a500/ntp_443.pdf[último acceso, 21/02/2014]
  8. Nogareda Cuixart C, Nogareda Cuixart S. NTP 502: Trabajo a turnos: criterios para su análisis. Instituto Nacional de Higiene y Seguridad en el Trabajo. 1998. Disponible en http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/FichasTecnicas/NTP/Ficheros/501a600/ntp_502.pdf [último acceso, 21/02/2014]

 

 
 

 

 

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x