Canada 4

0

Logo revista

Nº 8. Diciembre 2013.

La Medicina en otros Sistemas Sanitarios

CANADÁ (4): ACCESO Y ORGANIZACIÓN DE LA PROFESIÓN

Victoria Velasco Sánchez*

Formación de pregrado

En el sistema educativo, que provee el contexto académico del sistema de salud, Canadá se parece más a los Estados Unidos que a ningún otro país. La selección de alumnos que van a entrar a la carrera de medicina comienza, indirectamente, en la escuela secundaria en donde se encuentra el primer filtro académico ya que alumnos con un promedio de menos de 80% difícilmente son aceptados en carreras de ciencia. Esto es muy importante porque no se puede entrar a la carrera de medicina directamente desde la escuela secundaria, sino que es necesario completar una licenciatura en ciencia, segundo filtro, que puede durar de tres a cuatro años. Dudosamente alguien puede esperar que lo “admitan” en una facultad de medicina si obtuvo un promedio de menos del 90 % en la licenciatura.

Quien quiera ser un estudiante de medicina tiene que realizar una petición, tercer filtro, a la Asociación Canadiense de Pregrado (ACP), donde el estudiante especifica en qué universidades le gustaría estudiar. También tiene que hacer registrarse en el Medical College Admission Test (MCAT), en donde ya se hace un baremo total de puntuaciones. Al mismo tiempo tiene que presentar informes confidenciales, hechos específicamente para este propósito y enviados directamente al ente evaluador por ex profesores o alguna persona que puede suministrar una evaluación sobre la ética de trabajo y la condición emocional del candidato (p.ej. confiabilidad, empatía, sociabilidad, etc). El candidato también tiene que presentar una nota escrita donde explica por qué quiere ser médico.

El Comité de Admisión de cada facultad de medicina evalúa los candidatos que han indicado como una de su preferencia la facultad correspondiente. Esta evaluación se basa tanto, en la nota obtenida durante la licenciatura en ciencias previa, los informes dados por personas de confianza y el escrito presentado por el candidato. A los candidatos que se consideran apropiados, se les concede una entrevista personal con el Comité. En una puntuación de 0 a 4 dada por el Comité, un 4 es admisión automática. El número de alumnos admitidos es limitado y se corresponde con el número de plazas que consideran necesarias desde el Departamento de Colegios y Universidades y el Colegio de Médicos. Lo mismo ocurrirá cuando el estudiante llegue al nivel de Residente.

Los estudiantes a los que no se les concede una entrevista o que no son elegidos después de la entrevista, comúnmente entran a hacer una Maestría o Doctorado en alguna especialidad tal como bioquímica o fisiología con la esperanza de que esto les dé méritos suficientes para que la próxima evaluación sea favorable.

Los padres canadienses, pueden anticipar desde la escuela secundaria si sus hijos serán aceptados en Medicina o en alguna otra carrera profesional. El resultado del proceso de selección descrito más arriba significa que los estudiantes de medicina son individuos pre-seleccionados, altamente competitivos y estudiosos. Hasta el día de hoy, este sistema, que no es perfecto, es el que mejor resultado práctico ha dado.

Por todo esto, se puede deducir que los médicos en Canadá no sobran porque la oferta de plazas para estudios de grado se corresponde con las necesidades que va a haber de médicos ejercientes. Además están muy bien preparados lo cual es un elemento clave e imprescindible para el buen funcionamiento del sistema de salud.

Formación especializada

Los estudiantes entran en el Canadian Residents Matching Service, comúnmente abreviado como CARMS, en el año final del grado de Medicina. Indican sus preferencias de hospitales y especialidades, y un sistema de valoración informatizado determina la colocación de puestos para ser admitidos en los hospitales para la formación residencial. La duración de la formación de postgrado varía con la elección de la especialidad.

Con el fin de ejercer la práctica de forma independiente, el residente debe completar el programa de residencia y hacer un examen ante la Junta asistencial correspondiente al ámbito de su especialidad y ante el Colegio Real de Médicos y Cirujanos de Canadá o el Colegio de Médicos de Familia de Canadá, si la formación ha sido en esta especialidad.

Recursos humanos

Recursos humanos

Entre los años 2005 y 2009, el personal médico aumento en 10,5%, el número de médicos licenciados en el extranjero dentro del personal sanitario aumento 14,3% y el número de enfermeras tituladas aumento en 8,5%. Aunque el número de profesionales de la salud que ejercen en todo Canadá ha aumentado (Tabla 3), algunas jurisdicciones siguen notificando una escasez de proveedores de atención sanitaria capacitados, en particular en las comunidades rurales y remotas. Los territorios y las provincias, con el apoyo del gobierno federal, están aumentando el número de puestos para la formación de residentes en medicina familiar en las comunidades subatendidas y están impartiendo una mejor formación a los médicos de las comunidades rurales para poder mejorar, a su vez, la atención de las necesidades de salud locales.

Tabla 3. Profesionales sanitarios por 1.000 habitantes. Fuente: OCDE(2011).

 

1990

1995

2000

2005

2009

Enfermeros

11,1

10,89

10,13

8,71

9,39

Médicos de Familia

1,06

1,03

1,00

1,04

1,12

Médicos especialistas

0,41

0,43

0,45

0,47

0,53

Médicos cirujanos

0,34

0,33

0,34

0,33

0,36

Psiquiatras

0,13

0,14

0,14

0,15

0,15

Odontólogos

0,52

0,53

0,56

0,58

0,59

Farmacéuticos

0,68

0,7

0,77

0,79

0,88

Psicoterapeutas

0,5

0,52

La atención de enfermería presenta un grado avanzado de estructuración para su inserción en el sistema de salud, debido a que se les exige una alta calidad de la atención en su sistema de reglamentación del ejercicio, a través del registro obligatorio, la autonomía profesional y la ética.

En la mayoría de las provincias y territorios, el personal de enfermería está autorizado para diagnosticar enfermedades comunes, solicitar pruebas diagnósticas en patologías crónicas y de detección de enfermedades prevalentes, así como recetar medicamentos. Se ha comprobado que la colaboración entre las enfermeras y los médicos en los centros de atención primaria reduce significativamente los tiempos de espera y mejora el acceso de los pacientes a la asistencia. El número de enfermeras que trabajan en la atención primaria en Canadá ha aumentado a un ritmo rápido, ya que las cifras se han duplicado entre 2005 (976 enfermeras) y 2009 (2.048 enfermeras).

En 2009 había 348.499 enfermeras certificadas en Canadá36. De ese total, 76.4% eran enfermeras diplomadas, 22.1% auxiliares de enfermería y 1.5% psiquiátricas. Estas proporciones se han mantenido relativamente constantes en los cinco últimos años. La razón de enfermeras en activo para la población es de 1 para cada 135 habitantes.

En 2009 había 68.101 médicos activos en Canadá37. Este número refleja un aumento de 4.1% durante el año anterior, lo cual representa la mayor tasa de crecimiento anual en los recursos de médicos de Canadá desde finales de los años ochenta.

Actualmente, el número de médicos activos del país está aumentando a mayor velocidad que la población, de forma que la razón de médicos por 100.000 habitantes pasó de 190 en 2005 a 201 en 2009. En los últimos 30 años, la proporción de médicos mujeres se triplicó, pasando de 11.8% en 1979 a 35.6% en 2009.

Organizaciones profesionales

Los programas y políticas de salud de Canadá están muy influenciados por organizaciones no gubernamentales entre las que se incluyen las asociaciones de servicios de salud, las organizaciones de regulación profesional, los sindicatos, asociaciones profesionales y de acción social ligadas a pacientes o a enfermedades. La mayor parte de ellas son de carácter provincial y se ha visto que un número importante, 244 de ellas, tienen su ámbito de actuación en la provincia de Ontario. A pesar de ser provinciales, muchas tienen organismos nacionales que juegan un papel importante facilitando iniciativas pancanadienses38.

La organización para la Acreditación de Canadá es una organización no gubernamental sin ánimo de lucro que se estableció en 1958 y lleva a cabo la acreditación de hospitales y centros de salud de la Asociación de Salud Regional (ASR). Desde su creación ha ampliado su campo de actuación para dar recomendaciones no sólo a hospitales de agudos, sino también a establecimientos psiquiátricos, hospitales de atención a crónicos, servicios de salud comunitarios, y servicios de atención domiciliaria.

Recientemente ha habido un debate importante sobre si la acreditación obligatoria sirve para mejorar la calidad de salud, o no hay diferencias con la voluntaria o si, realmente, corresponde a un proceso administrativo estéril. En este sentido hay dos provincias, Quebec y Alberta que tienen un sistema de acreditación obligatorio mientras que Manitoba tiene un sistema de acreditación voluntario. Han realizado estudios comparándose con el sistema Francés que es obligatorio y han encontrado que los dos sistemas contribuyen a la mejora aunque desde una perspectiva diferente.

Las organizaciones de asistencia médica, especialmente las organizaciones médicas y, más recientemente, las organizaciones de enfermería, han desempeñado un papel importante en la política de salud en Canadá. Otras organizaciones de proveedores de cuidado de la salud, en concreto las que representan a los odontólogos, optometristas, farmacéuticos y los psicólogos, en este momento están haciendo grandes esfuerzos para que sus aportaciones se tengan en cuenta en las próximas reformas del sistema de salud.

La Asociación Médica Canadiense (AMC) es una organización de carácter nacional que agrupa a médicos consultores, especialistas y de familia. Defiende los intereses de sus miembros, y participa activamente en cuestiones relativas a la investigación sobre políticas de salud. Publica el Journal de l´Association médica canadiense así como seis otras publicaciones médicas especializadas. Tiene 12 divisiones autónomas que corresponden a 12 provincias (Nunavut no está representada). Estas divisiones son las responsables de la negociación de la remuneración de los médicos y de sus condiciones de trabajo con los ministros de salud correspondientes, excepto en Quebec donde se realizan las negociaciones por dos organizaciones que representan a médicos generales y especialistas.

El papel de la Asociación Médica Canadiense y, en particular, de sus divisiones provinciales, es independiente de la función reguladora de los colegios provinciales de médicos y cirujanos. Estos son responsables del desarrollo y aplicación de las normas de práctica médica, así como de velar por la correcta aplicación de las mismas en acuerdo con la ética profesional. Además son los encargados de la investigación de las reclamaciones de los pacientes contra sus miembros.

Una organización nacional, el Colegio Real de Médicos y Cirujanos de Canadá, limita sus funciones a la supervisión y regulación de la formación médica postdoctoral.

La Asociación de Enfermeras y Enfermeros de Canadá (AIIC) es una federación que agrupa a 11 asociaciones de enfermeras y enfermeros que representaban aproximadamente a 144.000 profesionales en 2011. Dentro de su organización, la Asociación de las enfermeras y enfermeros de Ontario ejerce una influencia considerable sobre las decisiones globales de sus respectivas jurisdicciones. La AIIC y sus filiales provinciales han jugado un papel importante en la obtención del reconocimiento de la importancia del papel de la enfermería como profesionales en el sistema sanitario canadiense. Sin embargo, las delegaciones provinciales de las asociaciones de enfermeras no participan en las negociaciones colectivas con las provincias. Esta función es desarrollada por los sindicatos que los representan. La Federación canadiense de los sindicatos de enfermeras (FCSI) es una organización general para todos los sindicatos provinciales y territoriales de enfermeras con la excepción de Quebec.

Existen varias organizaciones ciudadanas cuyo objetivo principal es fomentar el apoyo y la financiación sobre distintas causas relacionadas con la salud con carácter específico o general. Entre las que tienen intereses amplios y promueven políticas de salud de carácter general, tenemos:

  1. Coalición de salud canadiense: http://healthcoalition.ca/fr/.

  2. La Asociación Canadiense de Salud Pública. (CPHA), http://www.cpha.ca/en/default.aspx

  1. Red de salud de las mujeres canadienses: http://www.cwhn.ca/fr

  1. La Asociación Canadiense de Cuidados Paliativos: http://acsp.net/accueil.aspx

También hay organizaciones de caridad que dedican sus esfuerzos a conseguir una mayor atención pública para enfermedades específicas a través de actividades de promoción, información y asesoramiento para los afectados y sus familiares. Muchas de estas organizaciones contribuyen a la financiación de la investigación en su propio sector. Entre ellas:

  1. Asociación Canadiense de cuidados y servicios comunitarios: http://www.cacc-acssc.com

  1. Organización Canadiense de Desórdenes Raros: http://www.raredisorders.ca/

  1. Fibrosis Quística de Canadá: http://www.cysticfibrosis.ca/fr/index.php

  1. Sociedad Canadiense de Hemofilia: http://www.hemophilia.ca

Por último, existen asociaciones de la industria que representan a intereses lucrativos en la atención sanitaria. En este grupo de organizaciones cabe destacar:

  1. Asociación Canadiense de medicamentos genéricos: http://www.canadiangenerics.ca/

  1. Empresas de investigación farmacéutica: https://www.canadapharma.org/

  1. La Asociación Canadiense de Compañías de Seguros Médicos: http://www.clhia.ca

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

36. Canadian Institute for Health Information. Regulated nurses: Canadian trends, 2005 to 2009. The Institute; 2010. Disponible en: https://secure.cihi.ca/free_products/nursing_report_2005-2009_en.pdf [último acceso, 20 de diciembre de 2013]

37. Canadian Institute for Health Information. Supply, Distribution and Migration of Canadian Physicians, 2009. CIHI 1996–2012 [Internet]. Disponible en: https://secure.cihi.ca/free_products/SMDB_2009_EN.pdf Acceso: 24 de abril de 2012.

38. WIKTOROWICZ M et al. Nonprofit groups and health policy in Ontario: assessing strategies and influence in a changing environment. En Brock K (ed). Delicate dances: public policy and the nonprofit sector. Kingston: McGill-Queen’s University Press for school of Policy Studies, Queen’s University; 2003, p. 171–219.

 

*Victoria Velasco es médico de familia y responsable de Salud Laboral en AMYTS.

     Anterior (Aseguramiento y provisión)   Siguiente (Atención Hospitalaria y otras)

 

 

 

 

 

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x