La IT en Reino Unido

0

Logo revista

Nº 8. Diciembre 2013.

Ejercicio Profesional

EL MÉDICO EN LA GESTIÓN DE LA IT (1). EL CASO DEL REINO UNIDO

Miguel Ángel García Pérez*

Comunicado ForoMAPEl proceso de gestión de la Incapacidad Temporal (IT) se encuentra en proceso de reforma. Ante dicho proceso, el Foro de Médicos de Atención Primaria está defendiendo la necesidad de que continúe siendo el médico que trata al paciente, en la mayoría de los casos el médico de familia, el responsable de la certificación de la baja laboral, sin interferencias por parte de entidades ajenas al sistema sanitario que puedan poner en riesgo la confidencialidad de la atención sanitaria. Se defiende, además, que el proceso reduzca la carga burocrática innecesaria que se deriva de una peridocidad tan rígida como la actual, y que se defina un ritmo temporal más flexible que se ajuste al manejo clínico del proceso patológico, para no incrementar innecesariamente el número de visitas.

Dada la importancia del tema, abrimos una pequeña sección en la revista en la que ir recogiendo diferentes aspectos del proceso de IT, para ir profundizando en el conocimiento de las diferentes alternativas y facilitar la formación de opinión por parte de los profesionales. Estaremos encantados de recibir (en la dirección de correo de la Revista -revista@amyts.es-) aportaciones sobre el tema, tanto de carácter técnico (enjuiciando diferentes posibilidades o analizando otros sistemas de gestión de la IT en otros países) como deliberativo, vertiendo opiniones al respecto. De momento, comenzamos con una breve exposición de la forma en que el médico interviene en la certificación de la ausencia por enfermedad en el Reino Unido.

La certificación de IT en Reino Unido

La ausencia por enfermedad está legalmente reconocida en el Reino Unido, y a partir del cuarto día el trabajador tiene derecho (salvo casos especiales en los tres primeros meses de contrato a prueba) a una prestación económica, el Pago Obligatorio por Enfermedad, de 86,70£ semanales, hasta un máximo de 28 semanas, que deberá ser cubierta por el empleador. La cantidad podrá superior si la empresa tiene firmado un acuerdo específico en torno a la prestación por enfermedad.

Para los 7 primeros días, el proceso no precisa de la intervención específica de ningún médico (fuera de la que clínicamente corresponda), siendo válida para ese tiempo la autocertificación por parte del propio trabajador. Si la empresa solicita cualquier tipo de información al médico en ese plazo, éste podrá negarse o acceder cobrando por dicha actuación.

Impreso IT RULa implicación oficial del médico en relación a la prestación por IT comienza, por tanto, si ésta tiene una duración superior a 7 días. En el día octavo deberá extender el que podríamos denominar “parte de idoniedad para el trabajo” (Statement of fitness for work) o, más brevemente, “nota de idoneidad” (fit note), en el que constarán la fecha de la valoración, las limitaciones funcionales derivadas de la patología de que se trate y la propuesta que hace el médico: “no apto para trabajar” o “podría adaptarse al trabajo con modificaciones”. El primer caso es superponible a la situación que conocemos en España (en que la “baja” o IT supone no ejercer actividad laboral), y la segunda abre una vía a una posible variación en las condiciones de trabajo (reducción horaria, adaptaciones concretas, cambio temporal de responsabilidades o actividades, etc, que el propio médico puede sugerir) para la que trabajador y empresario deberán ponerse de acuerdo; en caso contrario, automáticamente se convierte en “no apto para trabajar” sin nueva intervención del médico; la propuesta del médico en este caso no es más que eso, una propuesta, que estará pendiente del acuerdo final entre empresario y empleado. El médico deberá hacer constar, además, el período durante el que el parte tiene vigencia (sin superar los tres meses), durante el cual no hará falta que emita nuevos partes, aunque el trabajador, si se encuentra mejor, puede incorporarse al trabajo sin precisar “parte de alta” ni notificárselo al médico, cerrando así el proceso.

Finalmente, el médico fechará (con la fecha del día en que se emite el parte, que puede ser posterior a la de valoración, y nunca una fecha futura) y firmará el documento, rellenando asimismo sus datos de identificación profesional. En caso de tener que justificar una ausencia pasada, pero reciente (en los últimos 30 días), podrá hacerlo si dispone de informe médico o evidencia previa de la situación del paciente, pero en un impreso diferente al “parte de idoneidad”.

Pasadas las 28 semanas, la situación cambia, pues el trabajador pasa a otra situación, en la que ya deberá solicitar prestaciones sociales al gobierno británico, acompañados de un informe específico de valroación del médico que le está siguiendo; mientras tanto, dicho médico seguirá emitiendo los “partes de idoneidad” que vayan siendo necesarios mientras se produce la valoración y se toma la decisión definitiva sobre la situación y la prestación que le pueda corresponder, dentro del régimen de prestaciones sociales británico, con la periodicidad que él, en base a criterios clínicos, estime, y sin límite legal ya.

En general, la responsabilidad de la certificación descansa en el médico general. Sin embargo, los especialistas deben intervenir en el proceso si:

  • el paciente está ingresado. Deberá emitir un parte específico que certifique esta situación, con el que el médico general, o el especialista que dé el alta si el seguimiento se prevé realizar desde el mismo hospital o si el plazo hasta la siguiente revisión por su médico hace que la ausencia del trabajo supere los 7 días.

  • el paciente es seguido bajo responsabilidad de un especialista. En este caso, es él quien debe responsabilizarse del proceso de certificación del proceso.

 

*Miguel Ángel García Pérez es médico de familia, doctor en Medicina
y director médico de la Revista Madrileña de Medicina

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x