CON FIRMA. “El reto de mejorar”, por Miguel Ángel García

0

Ya se han celebrado las elecciones sindicales, y AMYTS continúa en la Mesa Sectorial junto al resto de sindicatos que la conformaban en la anterior “sindicatura”. Desde este punto de vista, no podemos sino alegrarnos por ello y agradecer a los médicos y titulados superiores que han confiado en que nuestra actuación podrá defenderles mejor en el sistema sanitario madrileño y recuperar lo perdido durante el oscuro período de crisis y de gobierno en mayoría absoluta que hemos vivido.

Pero esto no quita darse cuenta de otras cosas añadidas. El significativo descenso en participación muestra a las claras el desinterés de muchos profesionales por lo sindical, después de la agresiva campaña desencadenada por los distintos gobiernos durante su último mandato, tanto mediática como obstruyendo y dificultando el funcionamiento de los órganos de negociación. Es evidente que cada vez se aprecia mejor que la Mesa Sectorial tiene muchas limitaciones, y que está excesivamente condicionada por el gobierno de turno y diluida por los múltiples problemas que hay que resolver en ella, lo que refuerza la necesidad de disponer de órganos realmente efectivos y profesionales de diálogo y negociación con la Administración, de participación en definitiva en el funcionamiento del sistema sanitario. Y el impacto de la crisis tampoco es baladí, pues las pérdidas sufridas en este tiempo han podido desencantar aún más a los profesionales.

Hay que tener en cuenta, también, que, en el caso de los médicos, la coincidencia con la fecha electoral de los procesos de movilidad por traslado y de preparación de la elección de plaza por OPE han puesto las cosas aún más difíciles en nuestro caso. Ello habría influido parcialmente en la discreta reducción del porcentaje de votos recibidos por AMYTS para las Juntas de Personal (no así para los Comités de Empresa, donde se ven representados los médicos residentes). Pero no podemos quedarnos ahí. Ahí que aprender de este desapego de los médicos hacia lo sindical, hacia la inoperancia -a veces no suficientemente denunciada- de una Mesa Sectorial manipulada y dirigida a su antojo por la Administración, e iniciar las acciones oportunas para conseguir representar y defender mejor a los médicos y titulados superiores madrileños. Y este es un reto que nos quedamos y que tendremos que resolver de cara al futuro.

La profesión médica es una profesión caracterizada por la seriedad en la actuación profesional, por la conciencia de la necesidad de una mejora continua y por el aprendizaje práctico, proactivo y reactivo, ante la realidad de la enfermedad y de cómo esta se manifiesta en las personas. Precisamente de ahí hemos de tomar ejemplo: tomarnos aún con más seriedad nuestra tarea, mejorar en sus diversas facetas, y saber responder a los nuevos retos que la situación nos proponga. Merecer la confianza de los profesionales no cada cuatro años, sino día a día, lo exige así. Y a ello nos pondremos con tesón.

Miguel Ángel García Pérez
Médico de familia. Director médico de la Revista Madrileña de Medicina
Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x