RESULTADOS DE LA ENCUESTA DE AMYTS SOBRE LA HUELGA: El 84% está de acuerdo con convocarla

0

La semana pasada impulsamos desde AMYTS, sindicato mayoritario entre el colectivo médico de Madrid, una encuesta sobre si la huelga era o no la solución a los problemas de la sanidad madrileña.

En un breve periodo hemos recibido centenares de respuestas de profesionales facultativos. Aquí os facilitamos unos gráficos con los resultados del sondeo:

En AMYTS hemos solicitado a Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, una reunión urgente en menos de 48 horas para evitar el conflicto laboral, tal y como se puede ver en los resultados de la encuesta.

El gráfico es claro: hay un amplio apoyo a la huelga. En concreto, de las 2.192 respuestas recibidas hasta el pasado jueves, 1.832 se manifiestan a favor de la convocatoria, inclinándose porque la modalidad de dicha huelga sea indefinida todos los días de la semana el 55%. En cuanto al esquema temporal, un 61% de los facultativos que han respondido se inclinan por su convocatoria inmediata, de forma que pueda comenzar incluso en el presente mes de septiembre, sin esperar al desarrollo del segundo brote de la infección COVID en nuestro país.

Por niveles asistenciales, los resultados muestran un ligero mayor apoyo de la Urgencia Extrahospitalaria a la huelga (87%) que de los otros niveles (en torno al 83,5-84% tanto AP como AH). En los hospitales no llega a la mitad quienes quieren la huelga cuanto antes (frente a un 65% aproximadamente en AP y Urg. Extrahospitalaria). Los niveles extrahospitalarios se inclinan más hacia la huelga indefinida diaria de forma clara, mientras que en hospitales hay división de opiniones, predominando ligeramente quienes apoyan la idea de una huelga indefinida de un sólo día y creciente en caso de falta de resultados.

En cuanto al cruce de género/sexo no parece mostrar una diferencia importante (algo mayor apoyo del género femenino a la convocatoria, 84% frente a 82% en varones). El de edad sí muestra una gradación clara: mayor apoyo en los médicos más jóvenes (tanto a la convocatoria como a que sea cuanto antes y en el formato indefinido diario) y progresivamente menos apoyo con el incremento de edad.

El resultado de la encuesta lo que sí sirve para evidenciar el elevado descontento de los facultativos madrileños, tanto del sistema público como de la gestión privada, después de haberse comprometido hasta la extenuación durante el primer brote COVID, confirmando sin ninguna duda su dedicación a proteger la salud de los ciudadanos de nuestra Comunidad

Sin embargo, son patentes la sensación de abandono que han vivido de parte de la Administración Sanitaria, tanto durante la crisis (en la que tuvieron que realizar su actividad asistencial con una grave escasez de equipos de protección) como con posterioridad, y la falta de compromiso real de la Administración madrileña con el adecuado refuerzo de los servicios sanitarios frente a posibles rebrotes.

Esto ya ha originado una importante presión sobre la Atención Primaria, totalmente desbordada, y un incremento de los ingresos a nivel hospitalario, con la correspondiente sobrecarga también de los servicios de Urgencia, tanto hospitalarios como extrahospitalarios. Y también es llamativa la infradotación de recursos en Salud Pública, principalmente en los denominados “rastreadores”, que hace que se pierda efectividad en el control de contactos, y que esta recaiga, de forma añadida, sobre la Atención Primaria.

Todo ello hace sentir a los profesionales que están siendo tratados como mera fuerza de choque ante una pandemia frente a la que no se realizan los necesarios esfuerzos, y sin haberse recuperado anímicamente de la situación vivida durante el primer brote de COVID-19. Y esta sensación es transversal e independiente del nivel asistencial, pues todos ellos (Atención Primaria, Urgencia Extrahospitalaria y Atención Hospitalaria, y tanto en la sanidad pública como en la de gestión privada) han mostrado un perfil similar de respuesta en cuanto al apoyo a la convocatoria, aunque con matices en cuanto a la temporalidad y la modalidad. El género no parece influir en las respuestas, pero sí la distribución por edad, siendo los médicos jóvenes los que más apoyan la convocatoria, cuanto antes y bajo la modalidad de huelga indefinida diaria. En conjunto, un 80% irían a la huelga si esta se convocara, un 14% darían apoyo aunque no participaran, y tan sólo un 6% refieren que no apoyarían la huelga.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x