CON FIRMA. “Recuperar el orgullo de ser… delegados de AMYTS”, por Ana Giménez

0

Hemos tenido durante años un eslogan bello: “En AMYTS trabajamos para recuperar el orgullo de ser médicos”. Nos gustaba y nos gusta. Y seguimos luchando para conseguirlo.

Los médicos (y titulados superiores sanitarios, por supuesto, que nadie se sienta excluido) hemos sido maltratados hasta que prácticamente tocamos fondo. El sistema sanitario se apoya en nosotros, somos la verdadera línea de flotación del sistema, y los ataques continuos hacia nosotros han conseguido que el sistema haga aguas. Es imprescindible asumirlo, y desde la aceptación de esta situación, comenzar a cambiarla. O nuestra sanidad, la niña bonita que con tanto placer venden los políticos y adoran los ciudadanos, se irá a pique.

Y para eso, para cuidar a los médicos, tan maltratados, es para lo que existe AMYTS.

Somos Médicos que Cuidan de Médicos: #MedicosQCuidanDMedicos. No desde el punto de vista clínico -aunque muchas veces también, y hasta psicológico (sin ánimo de intrusismo)-, sino desde el punto de vista laboral: estamos ahí donde se producen ilegalidades, injusticias laborales, abuso, acoso, agresiones….siempre defendiendo a los profesionales. Trabajamos en Atención Primaria, en el SUMMA, en Hospitales Públicos, Privados y concertados…Siempre buscando la defensa laboral -e incluso penal- de todos los compañeros.

Nuestras motivaciones son variadas: muchos de nosotros hemos partido de nuestras propias situaciones de maltrato e injusticia, y buscando ayuda, llegamos a AMYTS. Y nos quedamos.

Yo puedo contar mi propia experiencia como médico de un Centro de Salud de un barrio con una población deprimida y muy demandante. Me daban las 3.30 de la tarde, hora en la que salía mi hija de un año de la guardería, y, como no había acabado mi trabajo, recogía a mi hija y continuaba, con ella en brazos, haciendo avisos a domicilio. Y empecé a trabajar para AMYTS.

La Administración lleva muuucho tiempo desprestigiándonos: primero a los sindicatos, a los que siempre tildan de lastre. Y luego, no contentos sólo con eso, comenzaron con el desprestigio a los funcionarios, a los que presentan como parangón de la ineficiencia. Y desde luego, en Sanidad, los profesionales asistenciales NO SOMOS INEFICIENTES. Tal vez se refieren a sus asesores, y a todo su entorno administrativo.

Y no contentos con el desprestigio, también nos ignoran. ¿Cómo puedo decir que nos ignoran?? Porque lo hacen, y de modo brutal y sistemático. Para muestra, un botón: en el Observatorio de Resultados, que periódicamente publican con tooodo lo que se hace en Centros sanitarios, aparecen datos de todo tipo de procesos, consultas, resultados… pero NI UNA SOLA REFERENCIA A LOS PROFESIONALES QUE LAS REALIZAN. Es posible encontrar incluso presión asistencial… pero no el número de los profesionales “que la sufren”. Desprestigio, maltrato, ninguneo….

Y lo siento, pero si los políticos insisten y defienden que no todos son iguales ni todos son corruptos, también yo rompo ahora una lanza por nuestro honor. Somos un sindicato profesional, que defendemos a médicos y titulados superiores, que no recibe subvenciones, que lucha por mejorar sus condiciones laborales, que apenas tiene liberados sindicales (la mayoría de nuestros delegados tan sólo emplean unos pocos días de su jornada) y cuyos miembros no tienen ningún tipo de sobresueldo. Y estamos muy orgullosos de ello.

Soy delegada de AMYTS. Y me dedico a denunciar y buscar soluciones para los problemas laborales de los Médicos. Soy un Médico que cuida de Médicos. Y a mucha honra.

#MedicosQCuidanDMedicos

Ana Giménez Vázquez
Médico de familia. Presidente del sector AMYTS de Atención Primaria
Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x