Quinta marea blanca contra la privatización

0

 

 

 

 

Ayer, 21 de abril, una nueva MAREA BLANCA, la quinta que se celebra,  anegó Madrid en protesta por los planes de privatización de la gestión de centros sanitarios incluido en el Plan de Sostenibilidad de la Consejería de Sanidad. Las marchas partieron desde diferentes hospitales de la región para confluir en columnas que se reunieron en la Plaza de Cibeles a las 12 horas,  desde ahí siguieron, todas unidas, su recorrido hasta la Puerta del Sol. 

La MAREA reunió a 70.000 personas según la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública, entre 40.000 y 50.000 según los sindicatos y entre 3.000 y 3.500 según fuentes policiales consultadas por la Agencia Efe.

 

Durante la manifestación, los sindicatos de la Mesa Sectorial de Sanidad (AMYTS, SATSE, USAE, CCOO, UGT y CSIT-UP) han considerado que existe poco margen para que la Consejería de Sanidad atienda las peticiones que formularán en la Mesa Sectorial del 22 de abril para modificar el borrador del pliego de condiciones para la externalización de seis hospitales públicos. 

Los portavoces han coincidido en su rechazo tajante al borrador con las condiciones de privatización de la gestión de seis hospitales presentado el  jueves  18 de abril y en señalar que no esperan concesiones por parte de la Consejería de Sanidad, porque según han considerado la Comunidad no tiene "intención de negociar".

El presidente de la Asociación de Diabéticos de Madrid, Juan Manuel Gómez, y una pensionista, Susana López, han leído un texto en el que, entre otras cuestiones, se pide la dimisión del presidente madrileño, Ignacio González; el consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty; y el director general de Hospitales de la Comunidad, Antonio Burgueño.

El texto leído en la manifestación critica que la Comunidad de Madrid no ha aportado "ni una sola razón" que sostenga la necesidad de acometer su plan y argumenta que el problema que lleva a estos cambios no un exceso de gasto sino un "modelo político" con que aseguran que no quieren ser cómplices.

El consejero de Sanidad ha señalado que no ve motivos para la MAREA BLANCA. Lasquetty mantiene su teoría de que toda protesta forma parte de un plan para perjudicar al Gobierno de Ignacio González. "No veo motivo para la protesta salvo que sea una claramente político-sindical, por el puro motivo de una estrategia de partidos de oposición y sindicatos para desestabilizar a un Gobierno", ha subrayado.

 


 

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x