CON FIRMA. “Por un convenio laboral para los MIR”, por Mónica Alloza

0
monica-alloza

23:00 horas. Suena el busca. El residente de cirugía solicita una ecografía urgente para un paciente joven que sufrió un accidente de tráfico ayer, y que acude hoy por dolor en el costado izquierdo.

Yo, R1 de rayos, con una experiencia de apenas 2 meses en ecografía, y en la radiología en general, me encuentro sola, junto a otra R1, que aún no ha rotado por “la eco”, frente al paciente, rodeada por un ejército de residentes de cirugía. Digo ejército porque allí están todos los rangos, desde el Residente de familia, que es menos que un soldado raso, al “R mayor” de cirugía.

Eso sí, adjuntos, ninguno. Ni suyos ni míos.

Total, que me parece, en mi corta experiencia, que el paciente puede tener el bazo roto, más que roto, estallado, fragmentado en mil pedazos. Y eso es una urgencia quirúrgica. Llamo a mi adjunto. Que ahora viene. Pasan 15 minutos. Le vuelvo a llamar, porque el tema es urgente. Que ya va. Pasan 15 minutos más. El muchacho empieza a hipotensarse, los residentes de cirugía me apremian. Y yo pienso, ¿cómo vamos a meter en el quirófano a un paciente con un informe de ecografía firmado por un R1 sin supervisión?

Cuando estoy a punto de desesperar, aparece mi adjunto tranquilamente, revisa la ecografía, confirma mi sospecha diagnóstica, y el ejército de cirujanos vuelan al quirófano. Ignoro si el adjunto de cirugía también.

Esta es una de las muchas anécdotas que les pasan a los residentes en una guardia. Esto me pasó a mí, en un gran hospital madrileño.

Me pasaron muchas más cosas en las guardias:

  • me regañaron por firmar un informe por orden del adjunto.
  • me regañaron por no firmarlo por orden suya.
  • hubo una temporada en que hice (hicimos) 9 guardias al mes, muchas sin descansar a la mañana siguiente, por no “comernos” la rotación.
  • nunca descansé los lunes tras las guardias de sábado.
  • supervisé residentes pequeños a falta de adjuntos,
  • dormía, cuando la urgencia lo permitía, en un antro de mala muerte, porque no puede llamarse de otra forma, con un baño inmundo que no pasaría una evaluación de riesgos laborales.
  • hice guardias hasta el sexto mes del embarazo, en que me ingresaron por amenaza de parto prematuro.

Todo esto ocurrió hace 20 años, pero muchas de estas graves situaciones siguen ocurriendo hoy en día, lamentablemente. Aunque estos asuntos están claramente regulados en el Real Decreto 183/2008, que recoge la normativa de los MIR sobre su formación, en la práctica la supervisión de los residentes sigue siendo una asignatura pendiente, como queda patente en la actual convocatoria de huelga de los MIR del Hospital Universitario Doce de Octubre. El descanso de los sábados sigue sin estar garantizado, la exención y prorrateo de las guardias durante el embarazo y otros derechos laborales siguen sin estar claros porque no hay un convenio MIR desarrollado en nuestra Comunidad, con lo que se perpetúa el vacío legal que no contempla el Real Decreto 1146/2006.

En Madrid existe un comité de empresa para el personal en formación que recoge, sin convenio, a los MIR que se forman en el SERMAS, y se les asimila más o menos al Estatuto Marco. Los MIR que se forman en las Fundaciones Alcorcón o Fuenlabrada no se rigen claramente por el convenio propio de dichos centros. Más confusa es aún la regulación de los MIR de la Fundación Jiménez Díaz, con un convenio propio para el personal de dicho centro donde no hay normativa específica para los residentes. Peor aún para los MIR de los hospitales privados y hospitales públicos de gestión indirecta, que se rigen teóricamente por el convenio de clínicas privadas, que no regula ni contempla la jornada complementaria (las guardias), parte esencial de la formación de los MIR.

Por todo ello, creo que es fundamental sentarse de una vez a regular las condiciones laborales de los residentes y superar los vacíos legales a los que se enfrentan y que no se han resuelto a pesar de los Reales Decretos de hace ya 10 años.

Mónica Alloza Planet
Especialista en Radiodiagnóstico. Coordinación de delegados de AMYTS

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x