Polémico cese a una enfermera por pedir más vacunas al consejero Sánchez Martos a través de Twitter

0

El pasado lunes, una responsable de enfermería, Goretti Pacheco, se pregunta por twitter, incorporando activamente al consejero Sánchez Martos en la cuestión, cómo puede faltar una determinada vacuna -la de la tosferina para las embarazadas- en un centro de salud de referencia de vacunación. Jesús Sánchez Martos -relata la CADENA SER-, se disculpó rápidamente y pidió que le indicara el ambulatorio al que se refería. “C. S. San Blas, en Parla”, respondió Goretti Pacheco refiriéndose al centro de salud del que es responsable de enfermería, al día siguiente fue cesada. Goretti Pacheco tendrá que dejar su cargo el 31 de diciembre.

Lo que resulta incongruente desde el punto de vista de AMYTS, es que el consejero que hace gala de que twiter es una vía directa de comunicación con él, una vez utilizado, cese a un mando intermedio que ha denunciado una deficiencia. Es algo que hace pensar sobre si las redes sociales pueden convertirse en una “caza de brujas”, lo que AMYTS rechaza.

“Hacen falta políticos y gestores menos adolescentes”

El coordinación de Formación de AMYTS y director médico de la Revista Madrileña de Medicina (RMM), Miguel Ángel García, manifiesta que ante casos como éste, la pérdida de confianza recae, no sobre los profesionales que actúan con responsabilidad, como en este caso sería la enfermera Pacheco; sino sobre los políticos, incapaces de asumir sus propias responsabilidades y pedir las disculpas que sean necesarias: “Nos hacen falta políticos y gestores menos adolescentes, más capaces de aceptar y asumir las críticas y las responsabilidades, más capaces de acercarse a los ciudadanos y profesionales para escucharles, y menos proclives a blindarse tras la ocultación y la negación, y mucho menos tras las destitución de quienes realmente asumen sus responsabilidades de verdad. Hacen falta políticos adultos, asertivos y responsables” -concluye García desde su tribuna de la RMM de AMYTS -ver artículo: “Pérdida de confianza” en la e-revista 156, publicada en este mismo Boletín”-.

García celebra la actuación de la enfermera; critica que las repercusiones del caso tan sólo la hayan salpicado a ella como “profesional denunciante”; y denuncia el mensaje amenazante que lanza la Administración a los profesionales sanitarios: “Si eres un ‘currito’ del sistema, y detectas un déficit en su funcionamiento que perjudica a sus usuarios, que tus superiores no quieren o no pueden resolver, o no lo colocan entre sus prioridades, más te vale quedarte calladito y no seguir dando la murga. Desde luego, no se te ocurra hacer pública esa disfunción y la indiferencia de tus superiores. Peligra tu puesto de trabajo o tu carrera como profesional”- lamenta.

Fuentes: AMYTS, 19-12-2016; CADENA SER, 18-12-2016 (con ecos en el HUFFINGTON POST)

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x