“Pantomima” en el Hospital de La Princesa: la huelga general en la Sanidad madrileña, más necesaria que nunca

0

 

Se mantiene la especialización en atención a mayores de 75 años, que indefectiblemente repercutirá en todas las funciones del centro, se articulan hasta 29 programas específicos para mayores en esa misma línea, y se rebaja el presupuesto del centro en 20,6 millones de euros. Parece claro, que lo de ayer es un simple intento de desmovilizar la convocatoria de huelga que se inicia los próximos 26 y 27 de noviembre, haciendo parecer que habían cedido en el caso de La Princesa, cuando ni siquiera ha sido así. Mientras tanto, se mantiene la reforma del Hospital Carlos III, el cierre del Hospital Instituto de Cardiología; la privatización de los seis nuevos hospitales y la Unidad Central de Radiodiagnóstico; los despidos y traslados en el Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda; la centralización de los laboratorios; la privatización de los centros de salud; la supresión de 26 categorías de personal no sanitario, y la privatización de la lavandería de Mejorada del Campo. Es decir, no han cedido ni cambiado en nada.

AMYTS sospecha que la Consejería quiere sacar a los pacientes mayores de los nuevos hospitales cuya gestión va a privatizar, ya que es la población que más dinero cuesta atender por sus pluripatologías e ingresos frecuentes; así podrán sacar a concurso la gestión de esos centros con un menor precio puesto que la atención de esos mayores quedaría en centros superespecializados como pretendían hacer con el Hospital de La Princesa al completo y, es presumible que, al reducir ligeramente esa opción, habiliten plantas monográficas para mayores en otros hospitales como el Clínico, el Doce de Octubre o La Paz, con idéntico resultado estratégico: sustraer ancianos a los nuevos hospitales de gestión privatizada para que no tengan que asumir el alto coste de sus tratamientos.

Desde el punto de vista de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS), la comparecencia de ayer de los jefes de servicio de La Princesa y la cúpula de la Consejería de Sanidad no es otra cosa que una “pantomima”. Están tratando de evitar la huelga confundiendo a los profesionales y a la población después del sonoro éxito de la “marea blanca” del domingo 18 de noviembre. Esta tímida reacción de la Consejería, queriendo parecer que cede, ha enseñado que el camino a seguir es el de las movilizaciones, único recurso que nos queda para salvar el Sistema Sanitario Público  mediante la retirada del Plan de Medidas de Garantía de Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público al completo.

Consecuentemente y de conformidad con sus compromisos AMYTS, se reafirma plenamente en la convocatoria de huelga general en la sanidad pública de la Comunidad de Madrid los próximos días 26 y 27 de Noviembre y 4 y 5 de Diciembre que han convocado las 6 organizaciones sindicales con presencia en la Mesa Sectorial, entre las que se encuentra AMYTS. Son cuatro jornadas de huelga a la que están llamados todos los trabajadores sanitarios de Madrid.

De forma simultánea, otra organización profesional sindical de facultativos, AFEM, ha convocado una huelga de lunes a jueves de cada semana y con carácter indefinido. Ambas convocatorias son complementarias y compatibles. Las organizaciones profesionales convocantes han manifestado su compromiso de apoyo mutuo a las convocatorias, poniendo de manifiesto que todos están unidos en un único objetivo: la paralización del supuesto Plan de Sostenibilidad de la Consejería de Sanidad.

Fuente: AMYTS

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x