EXPERIENCIAS. “El nuevo programa de historia clínica electrónica de HP me parece una p. m.”

7
120 David Laguna 3x3 cm

No, no estamos hablando precisamente de la Policía Militar, sino de la la contestación unánime a la pregunta que realicé a diez médicos del Doce de Octubre elegidos al azar: “¿Qué os parece el nuevo programa de HP (HP-HCIS)?”, y que no me atrevo a reproducir por decoro.

La historia clínica electrónica que desde hace unos tres años venimos padeciendo en el Hospital Doce de Octubre hace aguas por todas partes. Por lo visto, la idea era utilizar al Doce de Octubre como centro piloto para desarrollar y perfeccionar la aplicación en Madrid y luego implantarla en el resto de los hospitales de la Comunidad y en los centros de Salud. ¡Preparaos! La pesadilla acaba de empezar

El otro programa de historia clínica electrónica que existe, Selene, ha sido desarrollado por Siemens, e implantado en los “Nuevos Hospitales” que se abrieron durante la última etapa de Esperanza Aguirre en la Comunidad, entre 2006 y 2008. Dicen los periódicos de entonces que el concurso no se lo llevó HP por un defecto de forma, en medio de una gran polémica porque todos los rumores apuntaban a que iba a ser HP el elegido.

En aquellos tiempos, yo trabajaba en el Hospital Puerta de Hierro Majadahonda y tuve la desgracia de vivir la implantación de Selene en ese hospital. Fue un horror durante algo más un año. ¡Y eso que la aplicación ya había sido desarrollada antes en un hospital más pequeño! (Si mal no recuerdo, en el hospital de Fuenlabrada). Nos enviaron los de Siemens a unos asistentes informáticos, que resultaron ser la mayoría estudiantes de informática y que no nos aportaron nada o casi nada, porque todo lo desconocían. Además, el programa se atascaba, la red interna se caía continuamente y no había posibilidad de traslado de información de pruebas como audiometrías, electrocardiogramas y endoscopias, por ejemplo.

Poco a poco, muchos de esos problemas fueron mejorando. Resultó finalmente un programa rápido, aunque no perfecto, pues tenía varias carencias. Si me hubieran preguntado qué me parecía Selene cuando salí del Hospital en 2012, les hubiera contestado que un mal programa; si me preguntaran ahora, les diría que una maravilla. “Otro vendrá que a mi bueno me hará” dice el viejo refrán.

Pues la aplicación de HP (antigua Hewlett-Packard) se llama HP-HCIS y ha venido a sustituir al HP-HIS, que básicamente es un sistema antiguo de citaciones y que funcionaba muy bien. La idea con HP-HCIS era integrar el sistema de citaciones con la historia clínica electrónica y añadirle, además, herramientas de análisis y gestión. Parecía una buena idea.

Pues no. Es un caos.

  • Cuando se abre hay un montón de pestañas, ventanitas, menús desplegables e iconos que sirven para hacerte la vida más difícil.

  • El programa, tal y como alcanzamos a usarlo, no te permite imprimir en condiciones una nota clínica: no aparece el logo del hospital, ni tu firma. Tienes que hacer una historia completa ¡cada vez! para imprimirla y dársela al paciente, con un considerable gasto de tiempo y dinero.

  • Las notas clínicas en la evolución se imprimen sin fecha ni hora, mezclándose unas con otras.

  • La integración de la aplicación con pruebas radiológicas y de laboratorio es inexistente; tienes que entrar en otra aplicación y “cortar y pegar” esas notas en la historia clínica.

  • Para decirle a una secretaria que te dé una cita para un paciente hay que dar a más de 10 menús desplegables, muchos de ellos con decenas de opciones y ¡cuidado con equivocarte!, porque se bloqueará el programa y tendrás que empezar de nuevo. Y si quieres darle al paciente tú mismo directamente la cita ,es igual o peor.

En definitiva el sistema es tan abigarrado, lento y complicado que tardas más del doble de tiempo en hacer el “trabajo informático” con cada paciente de lo que tardas en atenderle. Es tan malo el programa que todavía no se ha implantado en el ámbito de urgencias, porque se teme lo peor.

Dirán ustedes que esto es pasajero. Llevamos tres años y cada nueva versión del programa es peor: cada vez más lento, difícil y barroco. ¿Interesa agilizar la vida del profesional y aumentar las prestaciones al paciente, o sólo va encaminado a servir a que las direcciones de los centros y hospitales sepan toda la información posible para calcular cuánto más nos pueden “apretar” y criticar si nos salimos de sus “estándares de gasto”? No sé qué va a pasar cuando un médico de atención primaria, con una lista de 30-40 pacientes de media al día, tenga que usarlo.

¿A qué obedece semejante chapuza? ¿Qué intereses hay en la Comunidad de Madrid para no mejorar los sistemas de historia clínica ya desarrollados y utilizados y poner el de HP?

David Laguna Ortega
Especialista en ORL, Hospital Universitario Doce de Octubre. Tesorero y delegado de AMYTS
Compartir:

7 comentarios

  1. Este es un tema apasionante y con un alto grado de carga emocional. En primer lugar indicar que soy Ingeniero Industrial, especialista en análisis de procesos. A diferencia de lo que muchos profesionales opinan sobre los procesos industriales, TANTO INGENIEROS COMO DE OTROS ÁMBITOS PROFESIONALES, el éxito de los mismos, se basa un altísimo porcentaje en las personas involucradas en los mismos, ya que las personas son las que marcan la diferencia, la tecnología es absolutamente democrática al estar al alcance de todos.
    Estoy absolutamente de acuerdo con la opinión mostrada por el informático, donde indica que antes de modelizar un proceso, hay que simplificar. Si yo tengo un proceso complejo diseñado y lo modelizo, voy a conseguir un modelo complejo, quizás incluso más complejo que el propio proceso original. Sin embargo, si lo simplifico voy a incrementar los beneficios de forma exponencial ya que voy a obtener beneficios de la simplificación y elevados a los de la digitalización, que no se suman (2+3=5; 2^3=8). Cuanto mayor es la complejidad de partida y su simplificación y mayor el grado de digitalización mayor el beneficio conseguido. Por lo tanto el ámbito de la salud, dada su complejidad de partida es un perfecto candidato para la digitalización de sus procesos simplificados.
    Un programa de gestión no deja de ser un modelo para recogida de los datos de la realidad. Mi experiencia es que cualquier proceso es complejo, incluso la producción de una paca de forraje, y es absolutamente cierto. Es lo primero que te argumenta cualquier profesional de cualquier sector cuando se entra a realizar la modelización de sus procesos, lo cual no deja de ser una forma de resistencia al cambio y de auto-protección a lo que pueda venir. Si a ello sumamos un proceso complejo, como es el asistencial, donde además, la resistencia al cambio está impreso en el ADN de los profesionales que lo practican, por razones históricas y perfectamente justificadas, soportada tanto por la normativa aplicable como por los efectos indeseables de cambios inadecuados pueden generar sobre la salud de los pacientes, nos encontramos con un nudo gordiano difícil de salvar.
    Cada vez se oye con más fuerza el concepto de Lean HealthCare, y esto no es más que la aplicación de conceptos de simplificación de procesos para su mejora, cada vez más extendido en sistemas asistenciales de EEUU, UK, paises del norte de Europa, y poco a poco por el resto del mundo. La simplificación de procesos debe redundar en una mejor atención al paciente en todos los ámbitos, incluida la parte administrativa y de servicios que tiene asociada.
    Yo creo firmemente, que este reto ante el que nos encontramos y que no se puede parar, puede ayudar de forma significativa a que la sanidad pase de ser un sufridor de la modernidad a un usuario avanzado de la tecnología.
    Hemos de resaltar que el proceso asistencial, cada día más apoyado en la tecnología de las pruebas diagnósticas y clínicas, tanto de imagen como de laboratorio, ha sufrido en los últimos años avances tecnológicos con un impacto en el modo de gestionar la sanidad que nada tiene que ver con lo que existía hace tan solo 20 años. Sin embargo, los profesionales sanitarios no acaban de apreciar el enorme impacto que la valoración de los datos puede tener en la forma en que ejercen su profesión. No estamos hablando de convertir a los pacientes en un número, sino de convertir el número en una herramienta más para tratar al paciente.
    Para ello, y base de cualquier sistema de mejora de procesos, está la participación de profesionales que los realizan, que deben ser escuchados, entendidos y atendidos, pero que todos y cada uno de los participantes debe tener como objetivo la estandarización como vía para alcanzar la EXCELENCIA OPERACIONAL, y por lo tanto tenemos que dejar de pensar que las cosas las tenemos que hacer a nuestra manera, desarrollando la humildad de reconocer las “mejores prácticas” basadas en datos objetivables (encuestas a paciente, tiempos medios de estancia hospitalaria, indices de curación o recuperación, costes asociados, etc.) y adoptando dichas prácticas como estandar de comportamiento.

  2. Yo fui uno de los profesionales que tuvo la oportunidad de arrancar el ahora H. universitario de Fuenlabrada con Selene. Nosotros tuvimos la oportunidad de formarnos en el manejo de este sistema sin carga asistencial. Creo que es una ventaja. Además contribuimos en la mejora activa de dicha arma de trabajo. Todavía recuerdo cuando el por aquel entonces jefe de urgencias tuvo que acudir al citado H. Puerta de Hierro a declarar las bondades de Selena e incentivar su uso sobre todo entre los médicos que resultaba ser el colectivo más reticente a su manejo, quizá por venir del abuso de los administrativos a la hora de elaborar informes y no tener manejo de herramientas informáticas.

    • Formación y Desarrollo Profesional en

      Bienvenido todo comentario. Pero no llamaría abuso (al menos en general) al antiguo reparto de tareas que suponía que el médico tuviera un apoyo administrativo. No como ahora, donde el médico tiene a veces hasta que generar la cita de una derivación, gestionar su modificación… Quizás sea más rentable (¿para quién?) que los médicos realicen tarea administrativa, pero entonces pagaremos la tarea administrativa a precio de médico, y sobrarán administrativos… Sin negar, por supuesto, que haya resistencias, esto no parece racionalizar nada.

  3. Lo mejor de este artículo está en el comentario de respuesta al mismo. Dr. David Laguna Ortega, hagaselo mirar porque el victimismo del colectivo médico ya cansa…
    Es un caos? Todos los sistemas implantados en los ultimos 20 años en España son malos? El colectivo médico no tiene nada que ver? Permítame que lo dude.

  4. IMHO: Evidentemente, algo se está haciendo muy mal en este sector de la informática para que no haya ningún caso de éxito claro que poder reclamar en la implantación de la e-health en España.
    Pero dicho esto, creo que el principal problema que tiene la aplicación exitosa de la informática en el entorno sanitario es que los procesos clínicos y asistenciales son tan poco eficientes y heterogéneos que es prácticamente imposible modelarlos con un sistema informático que abarque toda esa funcionalidad: cada médico/servicio/hospital hace las cosas de una manera distinta, y la soberbia de algunos de los profesionales sumada a la mala gestión de determinados gestores y empresas les impide ponerse de acuerdo en la mejor manera de hacer las cosas. Los sistemas informáticos acaban siendo auténticos monstruos de mil cabezas imposibles de evolucionar y mantener.

    Aprended un poco de otros sectores, como la banca, la ingeniería industrial, etc…que en base a estándares y ganas de colaborar y mejorar, generan procesos bien definidos han sido capaces de sacar todo el partido que la informática ofrece.

    • Formación y Desarrollo Profesional en

      Quizás pretender modelizar las relaciones personales al estilo de las industriales es lo que genera fracaso en la informática sanitaria. Y no pasa sólo aquí…

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x