NUEVO CORONAVIRUS. La importancia de la protección de los profesionales

0

Dada la evolución que está tomando la infección por coronavirus en España, con el descubrimiento de casos positivos que son enfermos de varios días de evolución ingresados en hospitales, desde AMYTS insistimos en que la protección a los profesionales debe ser considerada prioritaria y protocolizada de forma eficiente en las actuaciones frente al COVID-19.

Por lo tanto, entendemos que debe cumplirse lo que especifica el artículo 25 de la Ley 31/95, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales:

“…el empresario garantizará de manera específica la protección de los trabajadores que, por sus propias características personales o estado biológico conocido, incluidos aquellos que tengan reconocida la situación de discapacidad física, psíquica o sensorial, sean especialmente sensibles a los riesgos derivados del trabajo. A tal fin, deberá tener en cuenta dichos aspectos en las evaluaciones de los riesgos y, en función de éstas, adoptará las medidas preventivas y de protección necesarias.

Los trabajadores no serán empleados en aquellos puestos de trabajo en los que, a causa de sus características personales, estado biológico o por su discapacidad física, psíquica o sensorial debidamente reconocida, puedan ellos, los demás trabajadores u otras personas relacionadas con la empresa ponerse en situación de peligro o, en general, cuando se encuentren manifiestamente en estados o situaciones transitorias que no respondan a las exigencias psicofísicas de los respectivos puestos de trabajo”.

Por otro lado, el artículo 22.1., de la misma Ley establece que el empresario garantizará a los trabajadores a su servicio la vigilancia periódica de su estado de salud en función de los riesgos inherentes al trabajo.

Entendemos necesaria también la aplicación efectiva del RD 664 Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo, recordando que en su artículo 4.2.3 hace mención a la consulta a los representantes de los trabajadores cuando la naturaleza del agente biológico no se encuentra en la tabla de agentes del anexo II.

Es contemplado igualmente en el citado artículo 4.2.3f:

“el riesgo adicional para aquellos trabajadores especialmente sensibles en función de sus características personales o estado biológico conocido, debido a circunstancias tales como patologías previas, medicación, trastornos inmunitarios, embarazo o lactancia”.

Entendemos por todo ello que es imprescindible la convocatoria urgente a los representantes de los trabajadores en los comités de Seguridad y Salud, así como se considere el riesgo adicional en los trabajadores especialmente sensibles, con la aplicación de las medidas preventivas que correspondan en atención a evitar el riesgo en estos trabajadores. Y que se asegure la consideración de contingencia profesional al contagio a los profesionales en su actividad asistencial.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x