CON FIRMA. “No, no son centros de difícil cobertura… Son plazas de difícil cobertura”, por Ana Giménez

0
Ana Gimenez

Ya lo hemos anunciado muchas veces: La Atención Primaria se muere. Se muere de éxito. Y de abandono.

La Atención Primaria española, y la madrileña más concretamente, se está ahogando, ahogando en la marea que sube y sube de la demanda sin límite. A mí me viene a la cabeza la imagen de esos niños que, en la playa, construyen muros de arena para contener la subida de la marea que de forma inexorable los arrolla. Al día siguiente, de nuevo la marea se pone a subir y, aunque se haya hecho muro más alto, el agua sube y sube y sube siempre hasta que desborda.

No se puede controlar la marea sin hacer un auténtico dique de contención, un dique moderador de la demanda. No se pueden atender todo todas las demandas de salud que se produzcan en nuestra comunidad; no se puede, y menos con unos recursos humanos maltratados y hundidos moralmente.

Recientemente, en un estudio sobre el burn-out de los médicos de Atención Primaria, las cifras presentadas son terribles: hasta un 47 % de la profesión médica que trabaja en Atención Primaria dejaría -si pudiese- la profesión. Una de las profesiones más bellas y gratificantes del mundo.

Esto ha ocasionado que los médicos huyan de la Atención Primaria: se van de los centros de Salud de Atención Primaria de Madrid hacia Comunidades Autónomas limítrofes, a otros niveles asistenciales, a otros países de nuestro entorno. Pero no ocurre en todas partes: ocurre en determinadas plazas, sobre todo en las plazas de turno de tarde (ese turno que tanto defienden desde la Administración y desde otras organizaciones sindicales, pero solo para Madrid, no para otras Comunidades Autónomas: les parece imprescindible que haya turno de tarde en Madrid, ¡pero no en Asturias o en Castilla León!!), y además de en las tardes, en aquellas zonas con más presión asistencial o mayor lejanía.

Pero no son los centros: son las plazas. Porque si ya llevamos un año sin médico de tarde en el Consultorio de Miraflores de la Sierra, han puesto a dos enfermeras para intentar no dejar totalmente desatendida a la población. Porque si llevamos muchos meses sin cubrir las vacantes tanto de Pediatría como de Medicina de Familia, no tenemos problema para cubrir plazas de enfermería, ni de celadores, ni de auxiliares.

No señor, no son los centros: SON LAS PLAZAS DE MÉDICO LAS QUE SON DIFÍCILES DE CUBRIR. Pero esto la Administración, en su cobardía habitual para reconocer que hacen falta medidas POR Y PARA LOS MÉDICOS, todo lo diluyen -ante la presión de sindicatos y enfermeras- bajo el paraguas indefinido de “Centros de difícil cobertura”… Tienes una herida sangrante en una pierna, pero te doy un masaje con cremita en todo el cuerpo…

Necesitamos que nuestros médicos recuperen la moral y las ganas de trabajar en Atención Primaria. Y lo necesitamos ya si no queremos que Madrid se quede sin médicos.

Y para eso son imprescindibles tres cosas, y son imprescindibles las tres:

  1. Mejora de las condiciones laborales: Necesitamos que nuestros médicos no necesiten ansiolíticos para ir a pasar la consulta. Que tengan suficiente tiempo para atender a los pacientes, que no les agredan, que les reconozcan su esfuerzo y la necesidad de formación continuada. Ya lo hemos dicho muchas veces: un mínimo de 12 minutos por paciente, y un máximo 30 pacientes al día. El tiempo no da para más. Y la salud de los médicos y la seguridad de los pacientes tampoco.
  2. Necesitamos retribuciones competitivas. No puede ser que nuestro alrededor haya miles de ofertas donde con mejores condiciones laborales se puede cobrar el doble e incluso el triple. Me parece vergonzoso que nuestros propios responsables digan que no se arregla nada con dinero (desde luego no, si no se hace nada más que dar unas migajas y no reconocer adecuadamente el esfuerzo). Pero si a apenas 2 horas en avión me pagan 3 veces más… Y SOBRE TODO, RECONOCER RETRIBUTIVAMENTE LAS PLAZAS DE DIFÍCIL COBERTURA: si quieren turno de tarde, paguen un 20% más; si quieren que haya médicos a más de 50km de Madrid, páguenlo adecuadamente.
  3. Y necesitamos que se ponga límite a la demanda. YA.

O no habrá médicos para trabajar en la Atención Primaria madrileña. Puede que sí haya enfermeras , y celadores, y auxilares. Pero no médicos.

Ana Giménez Vázquez
Médico de familia. Tesorera de AMYTS

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x