Muere una paciente que pasó cuatro días en urgencias por falta de camas

0

Es noticia el fallecimiento de una mujer (A.G.) de 86 años de edad en el Hospital Severo Ochoa (Leganés), cuando fue derivada a planta después de pasar cuatro días en las Urgencias del centro por falta de camas. La información, difundida por EL DIARIO.ES y acompañada de un vídeo grabado por la hija de la paciente fallecida el pasado 26 de diciembre, que muestra la saturación de los pasillos de las urgencias de este centro sanitario. El parte médico de defunción recoge que la “causa inicial o fundamental” de la muerte es neumonía, “la causa inmediata”, hipoxia, y las “causas intermedias”, el fracaso multiorgánico e insuficiencia cardiaca.

Preguntado por el caso de la prolongada estancia en urgencias a la espera de cama de A.G., ladirección del hospital respondió por escrito a ELDIARIO.ES que “el Servicio de Urgencias ha registrado un aumento puntual de la afluencia de pacientes entre los días 20 de diciembre y 31 de enero de 2013 por la atención de patologías propias de esta época del año, con un aumento del 10% en el número de urgencias atendidas respecto a 2012. Y añaden: “Asimismo, se ha reforzado en estos días (finales de diciembre a primeros de enero) la plantilla de este servicio, para garantizar la mayor calidad en la atención a los pacientes”. Asegura que la mujer recibió “de forma constante tratamiento médico y estuvo monitorizada continuamente”.

Los procedimientos estipulados por el Ministerio de Sanidad indican que los enfermos no deben esperar “más de 12 horas” en caso de necesitar un ingreso. Un hecho al que se agarra la familia para denunciar lo sucedido -apunta LA VANGUARDIA-.

A preguntas de los periodistas, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, respondió ayer que “no se puede hablar de mala actuación hasta que un juzgado decreta que ha sido así”, e insistió en la ausencia de responsabilidad: “No es lo mismo fallecer en las urgencias que ya en la planta”, señaló. En referencia a las críticas por la eliminación de camas a causa de los recortes, Rodríguez aseguró que el Gobierno de Madrid “no cierra camas hospitalarias”. Sin embargo esta versión choca con la de los trabajadores del centro hospitalario que denuncian que la falta de puestos en plantas por los recortes presupuestarios fue denunciada por los trabajadores de este centro como elemento de saturación de las urgencias, y aseguran que para que la administración considere que una cama hospitalaria se cierra, debe desaparecer físicamente del hospital. Una planta con camas que no se utilizan contabilizan dentro del total de “camas instaladas”.

Añade ELDIARIO.ES que la prolongada estancia en urgencias no es exclusiva del Severo Ochoa. En el Hospital de La Paz también se están denunciando permanencias de hasta seis días.

Fuentes: EL DIARIO.ES, 01-04-2014; LA VANGUARDIA, 01-04-2014 (con eco en USECNETWORK INTERNATIONAL)

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x