ASUNTOS LABORALES. Modelo AMYTS de proceso selectivo (III)

0

III. TIPO DE EXAMEN Y COMPOSICIÓN DEL TRIBUNAL

Pasamos ahora a uno de los puntos críticos y más controvertidos, el de la definición de los elementos clave del proceso selectivo. Dejando para la última entrega el baremo de méritos, afrontaremos en esta ocasión la composición del tribunal y el del modelo de examen.

El modelo de examen, en base a un temario conocido o no, ha venido variando a lo largo de los años: exposiciones orales o escritas, exposición o preguntas a partir de casos clínicos, preguntas tipo test…, Sería bueno definirlo de forma estable, sin que entre de nuevo en cambios constantes que desconciertan al opositor.

En cuanto a la composición de los tribunales, hemos pasado de un modelo regulado con vocales a propuesta de la Administración, Sociedad Científica, Comisión de la Especialidad y Organizaciones Sindicales, al actual en los últimos procesos del SERMAS, a criterio único de la Administración sin consulta previa ni participación de organizaciones profesionales, y con múltiples conflictos de interés al estar integrados por miembros que, en muchos casos, son jefes de servicio o compañeros de muchos de los opositores, al proceder del propio SERMAS y no establecerse criterios de exclusión o abstención basados en las relaciones laborales mantenidas dentro de la misma institución.

En esta ocasión, la consulta fue contestada por 103 afiliados de AMYTS, que de nuevo se concentran en torno a los 40 años de edad (aunque con un segundo pico modal entre los 55 y 60 años), con mayoría de mujeres (61%), con un contrato fijo (42,6%) o en situación de interinidad prlongada (49,5%) en el sistema público (sobre todo de gestión directa), y en un 63% de los casos trabajando en hospitales.

1. Tipo de examen

Contando con la limitación de cualquier formato de examen para juzgar la competencia real de un profesional, desde AMYTS defendemos un modelo de examen tipo test, por considerarlo la forma más objetiva y exenta de subjetividades; nuestros afiliados lo apoyan en un 72% de los casos, mientras que otro 23% lo reforzaría con una segunda prueba, también tipo test, a partir de casos clínicos, y tan sólo un 5% apoyaría otros modelos. Sólo un 25% de quienes respondieron eran partidarios de incluir una entrevista personal en el proceso, mientras que un 46,6% la descartan por completo y un 28,2% la propondría tan sólo en las escasas plazas que fueran caracterizadas como de perfil específico de capacitación.

Para garantizar la equidad y evitar al máximo el riesgo de filtraciones desinteresadas, defendemos también que dicho examen sea confeccionado de forma aleatoria a partir de una base amplia de preguntas (4000-5000) confeccionadas por los diferentes Servicios de Salud, Sociedades Científicas y Comisiones de las Especialidades, en base a los temarios propios de cada especialidad; dicha base debería ser pública, según el 55,3% de quienes contestaron, para eliminar así el sesgo que podría introducir una posible filtración de preguntas. La selección de preguntas para cada prueba debería ser aleatoria, en lo posible en las horas previas al inicio de la prueba, y sin participación directa en el proceso de los miembros del Tribunal, cosa que sería apoyada por el 56,3% de respuestas a la consulta, mientras que otro 38,3% propone que las pregunas se hagan mediante una selección aleatoria de las que preparen los distintos miembros del Tribunal. Debería garantizarse, con un apoyoa del 75% de quienes contestaron la consulta, una presencia proporcional de los diferentes contenidos del temario en el examen, que debería haber sido prefijado al inicio de la convocatoria.

2. Composición de los Tribunales

En cuanto a los tribunales, debería garantizarse la máxima transparencia en cuanto a su composición y funcionamiento, y para resolver el problema de composición al que antes hemos aludido, debería garantizarse la ausencia de conflictos de interés excluyendo de su composición a personas potencialmente vinculadas laboral o jerárquicamente con los posibles participantes en el proceso. Son varios los mecanismos que se nos ocurren para ello:

  • Recurrir a la composición de Tribunales que regula la Orden 1285/1999, de 11 de mayo, de la Consejería de Hacienda de la Comunidad de Madrid, por la que se aprueban instrucciones relativas al funcionamiento y actuación de los Tribunales de Selección en el ámbito de la Administración de la Comunidad de Madrid. Esta orden excluye la participación en el Tribunal de personal de la misma unidad que los participantes en el proceso, y propone un modelo para convocatorias de múltiples categorías relacionadas entre sí en el que se contaría con un Tribunal Coordinador común para todas ellas, formado por seis miembros, y una Junta especializada formada por tres miembros de la categoría correspondiente, de forma que cada Tribunal estaría formado por el Coordinador y la Junta Especializada que corresponda. La presencia de seis miembros comunes a todas las categorías, que son mayoría, además, en cada Tribunal, reduce enormemente el riesgo de conflictos de interés en cada ámbito.
  • Excluir de la posibilidad de ser miembro de los Tribunales a los jefes de servicio o sección, o bien que procedan de estructuras ajenas al SERMAS, o bien que sea incompatible su presencia con la participación de opositores que estén, o hayan estado en los últimos cinco-diez años, ejerciendo en su ámbito de influencia, y que además no se ofrezcan en esa convocatoria plazas en dicho ámbito
  • Nombrar a los miembros del Tribunal a propuesta tanto de la Administración como de las organizaciones sindicales y profesionales que corresponda, de forma que se dé una diversidad de perspectivas dentro del Tribunal. Hay que recordar, a este respecto, que la participación de dichas personas nunca sería en representación de la institución que los haya propuesto, sino que su actuación debería ser totalmente independiente.

El apoyo a las dos primeras propuestas es evidente por parte de nuestros afiliados, según muestra la respuesta a la pregunta sobre la posibilidad de que en el Tribunal pueda haber jefes o miembros de servicios de los que se presenten candidatos al proceso selectivo:

Grafico jefes tribunales

En cuanto a la propuesta de los miembros de los Tribunales, se opta claramente por un origen diversificado de las propuestas:

Grafico nombramiento tribunales

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x