Madrid se enfrenta a la pérdida de más de mil residentes en plena desescalada por la inacción de la Consejería de Sanidad

0

La fuga de talento ha sido una constante en los últimos años tanto a escala nacional como autonómica. Y ahora en plena crisis sanitaria vuelve a reproducirse en Madrid por medio de los residentes y en una de las regiones más afectadas por el Covid-19 a nivel mundial.

AMYTS, sindicato mayoritario entre el colectivo médico de Madrid, denuncia la situación que se está creando ante la inacción de la Consejería de Sanidad. La Comunidad de Madrid aún no ha manifestado ninguna intención de seguir contando con los residentes de último año que finalizan esta etapa profesional el 20 y 26 de mayo.

A partir de esa fecha, les corresponde un nuevo contrato como especialistas. Se trata de 1.441 residentes de cuarto y quinto año que, a falta de un mes, no tienen noticias de la Consejería de Sanidad.

Esto está creando otro problema para la sanidad madrileña: numerosos residentes ya están empezando a recibir ofertas de trabajo de otras comunidades autónomas  y países. “Me consta que están recibiendo ofertas de trabajo de otras CCAA y otros países. Me preguntan si sabemos algo de Madrid”, manifiesta Sheila Justo, presidenta del Sector Médicos Jóvenes y MIR de AMYTS.

En un momento donde se comienza a hablar de desescalada y a planificar la vuelta a la actividad, la Comunidad de Madrid no se ha pronunciado sobre el futuro de estos médicos. Esto puede derivar en que Madrid pierda a centenares de profesionales -que han estado en primera línea batallando contra el Covid-19- en menos de un mes y ante una fase determinante.

“Los residentes de último año han tenido un papel fundamental en esta crisis sanitaria. Han asumido responsabilidades equiparables a un adjunto ante el déficit de las plantillas por profesionales enfermos, y como es el caso, de IFEMA”, recuerda Sheila Justo.

Por ejemplo, ya se planifica que los centros de salud se encarguen de canalizar esta desescalada con un importante trabajo poblacional. Y mientras Madrid no se está preocupando de mantener a los residentes de una especialidad como es Medicina de Familia.

A esto hay que sumarle la no incorporación de los residentes de primer año. Un total de más de 7.000 profesionales que, debido a la crisis excepcional, se está alargando el proceso de listado y se desconoce cuándo van a poder elegir plaza e incorporarse

En este sentido, la presidenta del Sector Médicos Jóvenes y MIR insiste en que se avecina una fase donde estos médicos serán “clave”: “Con la desescalada hay que volver a la actividad asumiendo listas de espera que quedaron paralizadas, supliendo a profesionales agotados, otros que pueden caer enfermos tras las partidas de mascarillas defectuosas y la cobertura de las vacaciones tan necesarias después del gran esfuerzo”.

La Consejería de Sanidad no solo ha ignorado las peticiones de contratación que ha realizado AMYTS en múltiples ocasiones, sino que no da respuesta a las advertencias del Comité de Empresa MIR.

“Escribimos desde el Comité de Empresa de residentes una carta a la Consejería de Sanidad hace una semana y, como las múltiples cartas que hemos escrito del órgano legitimado de representación, no hemos obtenido respuesta. Nos podemos encontrar en un mes sin profesionales para trabajar”, concluye Sheila Justo.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x