Los sindicatos pedirán a Sanidad una ley estatal que regule las OPE

0

La única manera de homogeneizar los criterios de selección de empleo en el Sistema Nacional de Salud, y hacerlo de forma vinculante para todas las comunidades autónomas, es aprobar una norma básica estatal con rango de ley. "La variabilidad de los apartados que se puntúan en cada autonomía es un escollo clave para lograr un criterio homogéneo, y, por eso, el primer paso es simplificarlos". Ésta es al menos la opinión que comparten todos los sindicatos que integran el Ámbito de Negociación del Foro Marco de Diálogo Social (CCOO, UGT, CSI-F, CESM y Satse), y que le harán llegar al Ministerio la próxima semana -avanza DIARIO MÉDICO.

Administración y sindicatos coinciden en el objetivo -acabar con la dispersión de criterios en los baremos de los procesos autonómicos de selección laboral-, pero discrepan en la forma: Sanidad se compromete a llevar los acuerdos del Ámbito de Negociación al Consejo Interterritorial, pero evita hablar de normas con rango de ley por miedo a invadir competencias autonómicas; el documento de consenso que estos días ultiman los sindicatos que integran ese ámbito parte, en cambio, de la premisa que ellos consideran básica. "Fiar la aplicación efectiva de los acuerdos al Interterritorial es fiarlo casi al voluntarismo de las autonomías, porque a la dispersión normativa en materia laboral se unen las dificultades vinculadas al color político de cada comunidad", dice Mercedes Ortín, representante de CESM en las reuniones técnicas que las centrales celebran estos días para redactar su propuesta.

Simplificar y reducir

Además de la regulación básica, el documento sindical aboga por simplificar y reducir a 3 los apartados que se puntúen en un baremo: experiencia, formación y "otras actividades"; y quieren que la experiencia laboral represente entre el 40 y el 60% de la puntuación final.

Ortín cree que la horquilla que proponen los sindicatos es la herramienta idónea para equilibrar la necesaria homogeneización de criterios con el margen de flexibilidad que necesitan las autonomías; y defiende que es “jurídicamente impecable, porque recoge los principios básicos del Estatuto Marco (la forma de provisión general de las vacantes es el concurso oposición) y del EBEP (el acceso al empleo público se rige por principios de igualdad, mérito y capacidad) y, además, pretende atajar la discrecionalidad autonómica, que, en ocasiones, puede amenazar esos principios".

Fuentes: DIARIO MÉDICO, 12-11-2013 (pág. 5 de la edición impresa); REDACCIÓN MÉDICA, 12-11-2013

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x