Los residentes vuelven a llenar las calles de Madrid para exigir mejoras laborales y acabar con su precariedad

0

Los residentes de la sanidad madrileña han vuelto a llenar las calles. Tras la manifestación masiva de hace una semana, centenares de MIR (Medicina), EIR (Enfermería), QIR (Química), BIR (Biología) y FIR (Farmacia y Física) han continuado este lunes su movilización para reclamar a la Comunidad de Madrid unas mejores condiciones laborales y salariales.

Tras el inicio de las negociaciones entre el Comité de Huelga MIR y la Consejería de Sanidad, el colectivo ha vuelto a reivindicarse por Madrid para exigir a la Administración que acepte y proponga medidas que acaben de verdad la precariedad de los residentes.

En los centros sanitarios, al igual que sucedió el lunes pasado, el seguimiento de la huelga (de jornada laboral los lunes y complementaria el resto de días) ha recibido también un gran apoyo.

Así se ha denunciado a las 08:00 horas frente a las puertas de los hospitales y en la marcha que ha comenzado a las 10:00 en la calle Sagasta, sede de la Dirección General de Recursos Humanos del SERMAS. A diferencia de la protesta del lunes 13, en esta ocasión, la movilización ha finalizado –tras pasar por la calle Aduana, donde está ubicada la Consejería de Sanidad- en la Puerta del Sol.

Allí, ante la puerta de la sede de la Comunidad de Madrid, los residentes han recalcado la necesidad de contar con un acuerdo que suponga un antes y un después en su situación laboral.

Asimismo, se ha insistido en denunciar los servicios mínimos abusivos del 100% que la Consejería de Sanidad ha impuesto para esta huelga indefinida. AMYTS, sindicato mayoritario entre el colectivo médico de Madrid, ya ha llevado a los tribunales esta maniobra que consideramos ilegal y que está pendiente de resolución judicial.

Respecto a la negociación, el viernes pasado se celebró la última reunión donde el Comité de Huelga MIR agradeció el cambio de actitud de la Administración pero definió como insuficiente lo que les presentaron. En este sentido, se ofreció a los residentes apenas dos medidas económicas y muy alejadas de lo que necesita el colectivo.

Mientras, la Comunidad de Madrid rechazó entrar la acción social y en las rotaciones externas; en la proporción de adjuntos por residentes; en medidas concretas económicas para acabar con la precariedad salarial; o en aspectos claves de formación.

De esta manera, tanto desde el Comité de Huelga MIR como desde AMYTS, se reclama a la Consejería de Sanidad que vuelva a sentarse para alcanzar acuerdos reales, tal y como se ha gritado este lunes por las calles de Madrid.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x