Los médicos llevarán al tribunal el doble rasero de Sanidad de Madrid al calcular del coste de la atención al paciente en los hospitales

0

Con independencia de la decisión judicial del TSJM prevista para el final de esta semana, los profesionales sanitarios agrupados en los colectivos antiprivatización ya anuncian una nueva demanda. El motivo está en las tablas de la memoria económica, a las que ha tenido acceso EL MUNDO.
En ellas se puede comprobar que la consejería que dirige Javier Fernández-Lasquetty utilizó dos métodos para calcular cuánto cuesta atender a los madrileños en los hospitales de la región. En 2011 aplicó la fórmula de la Unidad de Complejidad Hospitalaria, y en 2012, los precios públicos. Ambos sistemas son válidos y se utilizan en el sistema sanitario, pero no se pueden comparar. Son, simplemente, diferentes varas de medir sin equivalencia entre sí. (…)
El método aplicado en el ejercicio de 2011 calcula el coste de una determinada intervención en un hospital en función de unos baremos internacionales. Así, multiplicando el número de operaciones realizadas en dicho centro se puede conocer el coste promedio de las mismas. El segundo método, el de los precios públicos, es el que se aplicó para el curso de 2012. En esta fórmula se asigna a cada operación un coste fijo sin tener en cuenta el hospital en que se realiza. Éste es el método con el que se ha trabajado tradicionalmente, dentro de un sistema que no detallaba los costes de sus procedimientos, sino que se basaba en los grandes presupuestos.
Los pacientes ‘derivados’
Cuando Sanidad tuvo estos datos tanto de 2011 como de 2012, los utilizó de forma indistinta para calcular los costes sanitarios. La cuestión es: ¿por qué es importante para el Infanta Leonor saber el coste de las operaciones de su centro de referencia, el Gregorio Marañón? Cada año, cientos de pacientes del Infanta Leonor son derivados al Marañón porque no dispone de algunos de los servicios que requieren sus pacientes. A estos pacientes se los denomina derivados, y generan una facturación interna entre hospitales a efectos contables.
Lógicamente, si uno de estos hospitales pequeños genera un gasto anual a su centro de referencia, hay que cobrárselo en cada ejercicio. Así lo hace la Consejería en su memoria económica, pero en vez de calcular el coste de los derivados en función de lo que cuestan las operaciones en los hospitales de referencia, se calcula sobre el coste de los hospitales nuevos. Así, la factura total es sensiblemente inferior para las empresas concesionarias.

Fuentes: EL MUNDO, 07-01-2014 (pág. 42 de la edición impresa); BOLETÍN INFORMATIVO, 07-01-2013

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x