Los médicos de la Comunidad de Madrid unidos frente a los recortes sanitarios

0

Acuerdo para la unidad de acción ante la crisis de AMYTS y el Colegio de Médicos de Madrid

El Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid (ICOMEM), corporación que agrupa a 38.000 facultativos, y la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS), sindicato mayoritario entre los médicos de la sanidad pública de la Comunidad de Madrid, suscribieron el 12 de enero de 2012  un acuerdo de bases para, en el ámbito de sus respectivas competencias, actuar de manera conjunta en defensa del sistema sanitario, de su calidad y la necesaria participación de los médicos en todas las decisiones que tengan implicaciones clínicas.

En las próximas semanas se darán a conocer las primeras actuaciones conjuntas.

Siendo conscientes de la actual situación de crisis económica, ambas corporaciones emitieron ya el 13 de enero el siguiente comunicado conjunto:

“Consideramos que la atención de la salud es un servicio básico que se presta a la sociedad y que, por tanto, estamos dispuestos a defender su calidad y las condiciones en que se presta actualmente por los profesionales a los que representamos .
Los recortes anunciados por la Administración, suponen una seria amenaza a dicho servicio básico.
Afirmamos, por consiguiente, que las medidas de ahorro no pueden incidir sobre unos profesionales en los que recae el mantenimiento de las condiciones de salud de la población y que ya  vienen prestando su servicio en condiciones precarias .
Pedimos a nuestras autoridades que no tomen medidas restrictivas sin haberlas consensuado previamente con los profesionales”.
El ICOMEM y AMYTS han puesto en marcha una comisión paritaria, que abordará de manera inmediata las actuaciones más necesarias, para que el desarrollo de cualquier medida restrictiva en la asistencia sanitaria se haga bajo el prisma de la eficiencia en términos de salud y no de manera indiscriminada.

AMYTS advierte que los cambios anunciados suponen una seria amenaza
El diario EL PAIS, del 14-01-2012,  recoge unas declaraciones Julián Ezquerra, secretario general de AMYTS: “Los recortes anunciados suponen una seria amenaza al servicio básico” de salud, aseguran los médicos. “Estamos dispuestos a defender su calidad y las condiciones en que se presta actualmente”, añaden. Y para ello anuncian “actuaciones conjuntas” que acordarán en los próximos días. Pese a que la Consejería de Sanidad, igual que hizo la de Educación cuando amplió la jornada de los profesores al inicio del curso, niega que se vayan a perder puestos de trabajo, el sindicato Amyts calcula que cerca de 1.500 facultativos eventuales dejarán de contratarse. El cálculo se ha hecho aplicando el aumento de 2,5 horas a la jornada anual. “Se podrían perder 1.100 médicos en los hospitales y 350 en los centros de salud”, calcula el secretario general de Amyts, Julián Ezquerra.
Sanidad aún no ha precisado cómo va a aplicar el aumento de jornada a los médicos. Estos consideran varias posibilidades, explica Ezquerra. En el caso de los centros de salud, podría hacerse doble jornada, es decir, el médico de turno de mañana podría hacer una tarde. “Eso significa más paro, porque es la manera de ahorrarse suplencias”, asegura, además de sobrecargar a unos profesionales ya muy castigados por exceso de burocracia y falta de tiempo para ver a tantos pacientes. En los hospitales, donde muchos eventuales hacen guardias, los médicos de plantilla tendrían que repartírselas. “Será más difícil cubrirlas, y la penalidad y la dureza del trabajo serán mayores”, pronostica Ezquerra, que también sospecha que Sanidad podría dejar de aplicar el acuerdo por el que los médicos mayores de 55 años dejan de hacer guardias.

“Las medidas de ahorro no pueden incidir sobre unos profesionales en los que recae el mantenimiento de las condiciones de salud de la población”, afirma el comunicado conjunto. El texto alerta de que ya antes de que se apliquen los recortes los médicos están trabajando “en condiciones precarias”. Por eso piden a Aguirre “que no tome medidas restrictivas sin haberlas consensuado previamente con los profesionales”. El problema es que ya están tomadas, mediante la Ley de acompañamiento a los presupuestos de 2012. Ahora se trata de ver cómo se van a aplicar. “No estamos dispuestos a permitir que los cambios sean para deteriorar la sanidad”, avisa Ezquerra: “Podemos entender que haya que racionalizar el gasto. Si hay que hacer cambios en el sistema, que cuenten con los médicos”.

Otros medios que se hicieron eco del comunicado conjunto AMYTS-ICOMEM


Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x