Lectura confrontada sobre las listas de espera en la Comunidad de Madrid

0

Se reduce un 90% la espera de más de 30 días para operarse tras las huelgas”. Es el mensaje triunfalista que ayer pronunció el consejero de Sanidad Javier Fernández Lasquetty al ofrecer las últimas cifras de lista de espera quirúrgica -a 30 de junio- en la Comunidad de Madrid. En concreto, se ha bajado de 1.103 a 110 los pacientes, concretó el consejero.

El diario EL PAÍS, no obstante, ofrece otra lectura, al encuadrar estos datos en la cifra total de pacientes en lista de espera, que en marzo alcanzó el récord histórico (64.311), y que asegura, apenas se ha reducido en 200 hasta los 64.113. La lista de espera se mantiene por encima de 64.000 personas, la mayor en años.

Frente a la justificación del consejero, que asegura que los paros en la actividad sanitaria de 2012 ocasionaron que, por primera vez desde 2003, la Comunidad incumpliese el compromiso de operar a los pacientes en un máximo de 30 días, EL PAÍS argumenta que la Comunidad de Madrid nunca ha cumplido su compromiso gracias al enrevesado sistema de recuento, basado en tres listas, y por el que el ciudadano es contabilizado sólo cuando entra en la llamada lista “estructural” (que no tiene en cuenta a los pacientes “transitoriamente no programables” que aguardan la visita con el anestesista o las prueba preparatorias”). Por esta forma de recuento, distinta a la que se lleva a cabo en el resto de España, donde se entra en la lista oficialmente cuando el médico indica la operación, el que el Ministerio de Sanidad expulsó a Madrid del cómputo nacional de listas de espera en 2005. Además, EL PAÍS recuerda que en Madrid, si el paciente rechaza la primera opción, que en muchos casos es una clínica privada, se ve penalizado con esperas que multiplican las de la lista oficial. Según los datos del último trimestre, si una persona rechaza operarse en la privada, espera 86,3 días de media. Si acepta la primera opción que le ofrece Sanidad, solo aguarda 11,8 días de media (pero antes ha tenido que pasar por la lista de espera de los “transitoriamente no programables”, así que casi nunca son menos de 30 días). Esta cifra ha mejorado con respecto al último trimestre, cuando en la lista oficial se esperaban 14 días de media.

Fuentes: CONSEJERÍA DE SANIDAD DE LA COMUNIDAD DE MADRID, 05-09-2013; EL PAÍS, 06-09-2013 (pág. 20 de la edición impresa)

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x