La reforma del Código Penal prevé pena de cárcel para el directivo sanitario que nombre “a dedo”

0

La última reforma del Código Penal prevé “delito por prevaricación especial” con pena de cárcel, el que un directivo de la salud nombre ‘a dedo’ a otros gestores de su ámbito de competencia, según ha dado a conocer Javier García Amez, doctor en Derecho por la Universidad de Oviedo, durante el II Encuentro Directivos de la Salud de Galicia organizado por Sanitaria 2000, y del que informa REDACCIÓN MÉDICA. (…)

Otras sanciones al gestor por responsabilidad directa

Otras sanciones que atañen al directivo -y que ha reseñado el conferenciante- se refieren a aquellas situaciones en las que destina parte del presupuesto a fines para los que se había previsto, y en tal caso se tipificaría como malversación de fondos: “Si, por ejemplo, se precisan cuatro escáneres en un servicio hospitalario y el directivo ordena comprar un quinto innecesario, eso se detrae de dinero necesario para otra partida prevista y es susceptible por ello de ser un delito”, ha explicado.

También ha mencionado otros posibles delitos del gestor con responsabilidad directiva en el sector de la salud como, por ejemplo, la apropiación indebida de recursos sanitarios (“si, por ejemplo, utiliza una ecografía con fines personales); impedir el acceso a la historia clínica a una persona que va a interponerle una demanda; y tráfico de influencias (“si aprovecha su posición para colocar en una empresa a su familiar a cambio de adjudicar a esa compañía un contrato”).

Fuentes: REDACCIÓN MÉDICA, 04-07-2016

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x