La huelga ‘light’ de los médicos se presenta como un desafío a Aguirre

0

Éste es el titular con el que el diario EL PAÍS se hace eco de la huelga que están desarrollando los médicos de la Comunidad de Madrid, convocados por AMYTS, y que dura hasta mañana, para denunciar que en los últimos cuatro años han perdido casi un 25% de poder adquisitivo, y la “gota que colma el vaso” la última rebaja salarial a empleados públicos: un 3,3% que se viene a sumar a otras que los médicos ya venían acumulando.

Al margen de la guerra de cifras sobre el seguimiento de la huelga de ayer, cifrado por el sindicato médico en un 68 por ciento en Atención Primaria, un 72 por ciento en hospitales, y un 90 por ciento en el SUMMA, Daniel Bernabéu, radiólogo del hospital de La Paz y delegado de Amyts, resaltó ayer a EL PAÍS que los médicos “hemos querido que la huelga tuviera el mínimo impacto en los pacientes y en nuestros bolsillos”.

AMYTS insiste en que los paros no pretendían paralizar la sanidad pública. Son un mensaje a la Consejería de Sanidad, una respuesta a los últimos recortes que, cuando se anunció, motivó que Esperanza Aguirre ordenara en público a su consejero de Sanidad, Javier Fernández Lasquetty, que suavizara los artículos del proyecto de ley de modificación del presupuesto que afectan a los facultativos. “Ha sido un éxito rotundo más allá de las cifras de participación”, decía el secretario general del sindicato, Julián Ezquerra, a última hora de la tarde al diario EL PAÍS.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x