La esperanza de vida en el mundo creció en cinco años desde el 2000, aunque de manera desigual

0

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha informado de que la esperanza de vida creció significativamente en cinco años desde el 2000 en el mundo, aunque lo hizo de manera desigual “en” y “entre” los distintos países. Estos datos se rescatan del estudio “World Health Statistics: Monitoring Health for the SDGs” (Estadísticas Mundiales de Salud: Vigilancia de la Salud de los Objetivos de Desarrollo Sostenible), en el que se asegura que este aumento de la esperanza de vida es el más rápido desde 1960.

“El mundo ha hecho grandes progresos en la reducción del sufrimiento innecesario y de muertes prematuras que se derivan de las enfermedades prevenibles y tratables”, afirma la directora general de la OMS, Margaret Chan. “Sin embargo, los logros han sido desiguales”, destaca Chan. Así, el informe muestra que muchos países están aún lejos de la cobertura universal de salud e incluye datos que ilustran las desigualdades en el acceso a los servicios de salud dentro de los países más pobres y entre los residentes de un país determinado.

España, segundo país de Europa con mayor esperanza de vida

Por otra parte, el informe sitúa a España en segundo lugar entre los países europeos con mayor esperanza de vida (82,8 años), solo por detrás de Suiza. Los hombres tienen una esperanza de vida mucho menor (80,1) que las mujeres (85,5), al igual que ocurre en la mayoría de países. Este dato respecto a las mujeres españolas es el tercero más alto en todo el mundo, superado solo por Japón (86,8) y Singapur (86,1).

Además, el informe la OMS aporta otros datos relevantes acerca de la salud mundial. Así, informan de que 303.000 mujeres mueren debido a complicaciones del embarazo y el parto, de que más de 10 millones de personas mueren antes de la edad de 70 años debido a enfermedades cardiovasculares y cáncer, y de que al año se producen 800.000 suicidios en el mundo. Según la OMS, todos estos datos se corresponden con “problemas que no se solucionarán sin abordar los factores de riesgo que contribuyen” a que se produzcan.

Fuentes:ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD, 19-05-2016

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x