Julián Ezquerra: “La Mesa Sectorial se está convirtiendo en un mero trámite, sin capacidad negociadora”

0

La falta de capacidad de negociación de la Mesa Sectorial de la Sanidad de la Comunidad de Madrid, “sustraída por la Consejería madrileña a los representante de los trabajadores”, y la consiguiente judicialización del sistema como única salida que les queda a los sindicatos para la consecución de sus reivindicaciones, son algunas de las quejas de Julián Ezquerra, secretario general de AMYTS, el principal sindicato médico de la Comunidad. Considera, además, que la inclusión de una nueva cláusula, que vincula la externalización de los hospitales a la duración de los contratos de los trabajadores eventuales es “una vuelta de tuerca más”.
La imposibilidad de negociar
Julián Ezquerra habla, en declaraciones a ACTA SANITARIA -de las que se hace eco EL BOLETÍN INFORMATIVO-, de imposición y no de negociación. Califica las últimas reuniones de la Mesa Sectorial de la Sanidad Pública madrileña como de “decepcionantes ya que no sirvieron más que para obtener información, sin posibilidad de entrar a negociar la jornada laboral, cómo se van a afrontar las convocatorias públicas para acceder a interinos o la renovación de eventuales, puesto que todo ha sido impuesto unilateralmente por la Administración; lo que está ocasionando que la Mesa Sectorial se esté convirtiendo en un trámite que hay que cumplir, puesto que es lo que marca la ley, pero de validez absolutamente cero”.
La última reunión entre los sindicatos que componen la Mesa Sectorial de la Sanidad de Madrid y la Dirección General de Recursos Humanos se celebró el pasado 26 de diciembre y Ezquerra anota que quedaron sin tratar temas candentes, “ya que la Administración nos convoca cuando quiere y para tratar los temas que unilateralmente decide”. Echa en falta respuestas a temas como ”la información relativa a las plantillas orgánicas profesionales de todos los centros sanitarios, tema que tendría que haber quedado al menos aclarado antes de fin de año; la aplicación de los turnos de AP; las relaciones directas con la gerencia de AP, que está bajo mínimos; el desarrollo de las oposiciones que están convocadas; y el cómo se van a hacer las interinidades sin saltarse los acuerdos vigentes”. En este último punto, subraya que “la Administración ya ha anunciado que van a marcar los criterios que les interesa, pasando de lo acordado con las organizaciones sindicales”.
El secretario general de AMYTS denuncia que la aplicación de la jornada laboral viene siendo conflictiva desde hace tres años y ocasiona muchos problemas “ya que está generando desarmonía en los centros de salud puesto que existen muchas interpretaciones ya que nunca se llegó a concretar cómo se debería aplicar el horario en las urgencias; en AP se utilizó para quitar suplencias y la indefinición también ha servido para que en los hospitales se apliquen de diversas formas el aumento de jornada. Es decir es todo un caos que a la Administración le puede venir bien, pero que es generadora de muchos problemas entre los profesionales y que ni siquiera se ve vocación de poner solución a este estado de cosas”.
Aclara el secretario general del sindicato médico que nunca se han opuesto a la jornada de siete horas y media dada la situación de crisis del país, “la oposición es a cómo se ha aplicado esa jornada en la Comunidad de Madrid. Vamos a seguir peleándolo ya que el de 2013 fue recurrido y estamos pendientes de la resolución judicial”.
La nueva cláusula en los contratos de los eventuales
En cuanto a la novedad de la inclusión de una nueva cláusula que condiciona el empleo de los eventuales a la suerte que corra la “externalización” (ahora suspendida cautelarmente) de los seis hospitales, el secretario general de AMYTS lo considera “una vuelta de tuerca más a la situación en que se encuentran esos profesionales”.
Y Ezquerra hace la lectura de que, “ante la incertidumbre de qué pasará, la Administración ha optado por asegurar la cláusula para que, en caso de que le den la razón a ellos, podrían rescindir los contratos de los eventuales de un día para otro. Nos parece impresentable ya que, tras 5 ó 6 años de renovaciones, de repente se les pueda rescindir; nos parece un trato discriminatorio hacia quienes han puesto en marcha estos hospitales de los que la población está muy orgullosa porque están funcionando muy bien”.
Hasta ahora cuando se firmaba un contrato de eventualidad figuraba expresamente en el mismo la fecha de su finalización; ahora se ha añadido una cláusula que reza que, si hay un cambio de modelo de gestión, automáticamente se puede rescindir ese contrato, con lo que lo que cunde la incertidumbre y la preocupación entre estos trabajadores.
El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández Lasquetty, declaró recientemente que los sindicatos ya no aportan nada a la negociación, a lo que Ezquerra responde que “los que estamos legitimados para negociar somos los sindicatos, representantes legales de los trabajadores que nos hemos presentado a las elecciones”. Puntualiza que “ellos, por supuesto, pueden hablar con los profesionales, sociedades científicas, colegios de médicos y asociaciones de todo tipo, pero el derecho a la negociación es nuestro y desde luego no pueden hurtárnoslo”. Y añade que “hace mucho tiempo que la Consejería está enrocada y vive en un mundo de fantasía en el que creen que siguen hablando y negociando con profesionales pero yo digo que esto no es así, que no hay constancia de reunión alguna”.

Fuentes: ACTA SANTARIA, 02-01-2014 (con ecos en BOLETÍN INFORMATIVO)

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x