Joaquín Pérez Argüelles: “Vergüenza por el Colegio de Médicos de Madrid (ICOMEM)”

0

Ante la “vergonzosa” e “intolerable” situación de crisis de la Junta directiva del Colegio de Médicos de Madrid, nuestro compañero Joaquín Pérez Argüelles apela a la “sensatez” y pide a todos los miembros que aún quedan en la misma “que dimitan de forma irrevocable e inmediata, y que la Asamblea de Compromisarios o la OMC designe una Junta Gestora hasta que tenga lugar un nuevo proceso electoral, al que no debería acudir ningún miembro de la actual Junta Directiva, así como tampoco deberían acudir responsables de Juntas anteriores que con su comportamiento nos han abocado a una situación límite”. Por su interés, recomendamos la lectura íntegra de esta tribuna publicada en la sección “Punto de Vista” de ACTA SANITARIA:

Una organización profesional de afiliación obligatoria, como es el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid (ICOMEM), debería de tener unos órganos de control por parte del Estado de forma que, ante situaciones irregulares, pudiera actuar para imponer una solución ante los problemas planteados. Puede sonar raro el pedir una mediación de “papá Estado”, pero ante la interminable e insostenible crisis, que en la actualidad podemos considerar de esperpéntica, no puedo por menos que pedir la creación de un órgano por encima de la Asamblea de Compromisarios que posibilite una solución.

¿Qué ha sucedido a la candidatura que encabezó la Dra. Sonia López Arribas, ganadora del último proceso electoral, para que a día de hoy, y tras la dimisión de varios miembros electos, nos encontremos con una Junta Directiva del ICOMEM en la que. por un lado, se encuentra su Presidenta y su corte de asesores y, por otra, el resto de los miembros electos que permanecen en sus cargos?.

Resulta vergonzoso ver todos los días noticias en los diferentes medios, en los que la Presidenta acude a los juzgados de la Plaza de Castilla a denunciar a los otros y estos se cruzan en el hall de los Juzgados con la Presidenta a la que han acudido a denunciar. Es intolerable, que el colectivo de médicos madrileños, colegiados de forma obligatoria y que mantiene al ICOMEM con sus cuotas, tengan que soportar a estos impresentables “representantes”, aunque nos preguntemos si nuestras cuotas son para mantener al ICOMEM o son para mantener a estos señores y a sus “imprescindibles” asesores.

Cuando al principio hablaba de un órgano de control por el Estado, lo hacía desde la impotencia que supone el tener una Asamblea de Compromisarios cuyos acuerdos, de obligado cumplimiento, han sido desoídos por los dos frentes de la dividida Junta Directiva, interpretando a su aire las decisiones adoptadas, ignorando los mismos, manteniendo a los asesores que la Asamblea reprobó, y un sinfín de actuaciones que nos hacen sentir vergüenza de pertenecer a un ICOMEM con semejantes personajes en su Junta Directiva.

Dado que ese órgano de control no existe, sólo queda apelar a la sensatez y pedir a todos los miembros que aún quedan en ese reducto de “poder”, que hagan un favor a los médicos madrileños y a la organización que desafortunadamente representan y dimitan de forma irrevocable e inmediata, y que la Asamblea de Compromisarios o la OMC designe una Junta Gestora hasta que tenga lugar un nuevo proceso electoral, al que no debería acudir ningún miembro de la actual Junta Directiva, así como tampoco deberían acudir responsables de Juntas anteriores que con su comportamiento nos han abocado a una situación límite.

Fuentes: ACTA SANITARIA, 23-01-2014

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x