Insatisfacción progresiva de la sociedad británica con su sistema sanitario

0

La encuesta de satisfacción anual que se realiza en el Reino Unido para determinar el nivel de satisfacción general de sus ciudadanos con el sistema sanitario muestra una caída del 6% con respecto al año anterior, fundamentalmente a expensas de la Atención Primaria y la atención intrahospitalaria; ni la atención urgente extrahospitalaria ni la social muestran una caída significativa, pero ya partían de niveles similares a los alcanzados por las otras dos categorías. En conjunto, el nivel de satisfacción se queda en un 57%.

Llama la atención la distribución de factores alegados por los ciudadanos para una mayor o menor satisfacción. Como satisfactores más importantes destacan la calidad asistencial, la gratuidad en el uso y la amplitud de servicios que se prestan, y las actitudes y comportamientos de los profesionales del sistema. Por el contrario, entre los elementos que causan insatisfacción se encuentran la escasez de profesionales, los elevados tiempos de espera, la falta de financiación y las reformas introducidas por el gobierno. En definitiva, todo un canto a los valores de universalidad y gratuidad y al compromiso de los profesionales, y un varapalo al compromiso del gobierno con su sistema sanitario.

La situación de crisis del sistema sanitario británico, probablemente extrapolable al español, muestra a las claras el divorcio cada vez mayor que existe entre las opciones sanitarias del gobierno y los deseos y necesidades de la población, con unos profesionales entre medias que se estiran lo que pueden para cubrir estas necesidades. Desde luego, algo fundamental falla en nuestros “avanzados” sistemas democráticos.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x