CON FIRMA. “La primera línea. Quiero un manual de supervivencia”, por Francisco Javier Huerta

0

Como especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, en la primera línea, no soy novel en la experiencia de la descripción de una enfermedad emergente.

Desde la comunicación de los primeros casos en Wuhan, una ciudad situada en la provincia china de Hubei el 31 de diciembre al día de hoy, hemos asistido a la revelación de una enfermedad infecciosa con diversas manifestaciones clínicas englobadas bajo en término COVID-19 causadas por un nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

Asistimos, en tiempo real, a velocidad de pandemia, a modificaciones casi diarias de la definición de caso, que podemos consultar en https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/

La incertidumbre es un acompañante habitual de mi especialidad, tenemos confianza, nos miramos a los ojos a diario. También lo es la sobrecarga asistencial, las plantillas insuficientes y las plazas descubiertas que AMYTS no deja de denunciar. Hay PLAZAS DE DIFÍCIL COBERTURA, los turnos de tarde lo son, las de Pediatra también lo son.

En este contexto, avisamos, incrementos exponenciales de la demanda, sin aumento de recursos, nos ponen en riesgo a los Médicos de Familias y Pediatras de Madrid.

Fruto de esa familiaridad con la incertidumbre, quienes trabajamos en atención primaria, sabemos tomar precauciones en la entrevista clínica. Y exigimos que los responsables de la salud de los trabadores, también las tomen.

La primera reflexión a este respecto es que la información por sí solo no garantiza la actuación correcta. Eso, los que hacemos clínica, lo sabemos bien. Si lo que queremos es que cambie una determinada conducta (en este caso la protección individual) no basta con enviar un correo a los centros. O hacer una reunión con los mandos para que estos, por la magia de la reversión, capaciten a los profesionales de los centros.

Yo, desde luego, me he asegurado de conocer dónde se ubican los Equipos de Protección Individual en mi centro de salud y he pedido a mi referente de Prevención de Riesgos Laborales de la Administración, que compruebe que son correctos y suficientes. Y he pedido, un simulacro para desarrollar habilidades en la puesta y retirada del Equipo de Protección Individual.

Por otro lado en Madrid hay centros de Salud con problemas de espacio, sin ventilación, donde aislar un posible caso tiene muchas dificultades.
Y los profesionales tenemos dudas, muchas dudas, sobre la adaptación de los protocolos al trabajo de campo. Y son las mismas dudas que tienes los mandos que nos han revertido la información y no han sido respondidas.

Por ejemplo, qué ocurre si acuden simultáneamente varias personas con sospecha al centro.

No hay definido un plan específico para cada centro de salud, atendiendo a sus características ni una definición clara de roles de los diferentes miembros del equipo.

El contacto con salud Pública y las actuaciones posteriores paralizan la actividad clínica del médico responsable por un tiempo prolongado ¿Se ha previsto qué hacer con los pacientes citados en la agenda que se están dejando de atender?

¿Hay previsión de reemplazo de aquellos profesionales que puedan ser considerados contactos y que precisen Incapacidad Laboral Transitoria por contingencia profesional?

Echo de menos, sin dejar de apreciar la información serena y tranquilizadora que se ha dado a la población, mensajes precisos de cómo buscar asistencia, incluso teléfonos de información atendido por profesionales sanitarios formados como se ha hecho en otras comunidades.

En definitiva, echo de menos un manual de supervivencia para médicos de primera línea.

 

Francisco Javier Huerta Dante
Especialista en Medicina familiar y Comunitaria
Delegado sindical AMYTS, DANO.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x