¿Hasta dónde se va a llegar con los recortes?

0

Parece ser que los próximos Presupuestos de la Comunidad de Madrid, tendrán un recorte de 2700 millones de euros de los que a sanidad le correspondería recortar 800 millones. ¿Cómo repercutirá esto en los médicos?. Posiblemente, como esta sucediendo en Portugal y Grecia, con un despido masivo de interinos, por la consolidación de aquellos que hayan superado las OPEs, y de los eventuales, independientemente de las medidas, mas restrictivas si cabe, que adoptara el Gobierno respecto a retribuciones una vez ya celebradas las elecciones autonómicas de Galicia y País Vasco.



El aumento de jornada laboral, pasando de 35 a 37,5 horas semanales, con el pretexto de que hay que incrementar la productividad fue aceptada, en un principio, por el colectivo médico, que, consciente de la crisis no se negaba a trabajar media hora más al día.

Pero el Gobierno de la Comunidad de Madrid aplicó una nueva medida restrictiva, que fue transformar esas 2.5 horas de jornada en un descuento mas en la nómina, pues el médico sigue trabajando las 35 horas pero debe pagar a la Consejería de Sanidad, o Hacienda, esas 2.5 horas de su peculio.

Desde un principio la Consejería de Sanidad de la CAM quiso acumular ese incremento horario en la jornada anual, de forma que cada profesional médico “debería” a la administración sanitaria, en un principio, 16 jornadas más anuales que deberían ser trabajadas y no retribuidas.

Si esto ha pasado con la jornada de 37.5 horas, me pregunto ¿qué pasara si la Directiva Europea, que vuelve a plantear el horario laboral de los médicos europeos hasta las 65 horas semanales, una norma paralizada por el Consejo de Europa pero que ahora pretenden retomar Alemania y Reino Unido, se lleva a efecto?.

Si el único objetivo de este incremento de jornada era el AHORRO, el gobierno de la CAM ha vuelto a engañar a los madrileños, pues ha vendido como una mayor productividad lo que en realidad ha sido un castigo a los médicos traducido en una disminución escandalosa de sus honorarios, cuando hubiera sido mas fácil, aunque igualmente rechazable, que el Gobierno central hubiera fijado un disminución porcentual de las retribuciones.

Resumiendo, hoy pretenden que los médicos de la Comunidad de Madrid trabajen de 16-20 días más al año de forma gratuita, es decir otros cuatro días mas, y esto es a día de hoy. Ya veremos las sorpresas que nos pueden deparar después de las elecciones de Galicia y País Vasco.

Si el objetivo del Gobierno de la Comunidad de Madrid es el AHORRO, no entendemos que no pensaran mejor demorar la imposición del Área Única y Libre Elección, que lejos de suponer un considerable ahorro al disminuir la estructura administrativa, esta se ha visto incrementada significativamente, mientras que su funcionamiento ha empeorado de manera ostensible ante la falta de directrices por parte de los responsables políticos de la Consejería, y a nivel de AP el caos creado es alarmante.

Si el objetivo del Gobierno de la Comunidad de Madrid es el AHORRO, no entendemos que no pensaran mejor demorar la construcción de mas nuevos Hospitales y su cesión a Capio con un pliego de condiciones desconocido.

Si el objetivo del Gobierno de la Comunidad de Madrid es el AHORRO, podrían explicar lo que cuestan los nuevos hospitales de gestión totalmente privada (concretamente Torrejón, Valdemoro y Móstoles y próximamente Villalba), al recibir un pago capitativo, cuando muchos pacientes de esa zona sanitaria siguen siendo atendidos en hospitales tradicionales.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid debería de ser consciente de que hay otras fórmulas de ahorro, pero para ello debería contar con los responsables del funcionamiento de sistema sanitario, teniendo en cuenta que sin médicos no es posible la sanidad.

Da la sensación de que el gobierno de la CAM, de acuerdo con el Central, sigue su camino de desmantelamiento de la sanidad madrileña, y está interesado en el deterioro progresivo de la sanidad madrileña con un objetivo muy claro: Un nuevo modelo que no sabemos a donde puede conducirnos.

AMYTS, que ha tratado de paliar al máximo los efectos de los recortes al personal médico y que los mismos tuvieran una incidencia nula en la calidad asistencial, deberá de plantear otras soluciones a este problema toda vez que lo acordado en la Comisión de Seguimiento de Jornada expira el 31 de diciembre y no tolerará mas tomaduras de pelo de la Consejería de Sanidad a los médicos madrileños.

Siendo conscientes de la situación de crisis por la que atraviesa nuestro país, AMYTS no pretende hablar de dinero, pero si quiere trasmitir al gobierno de la Comunidad la necesidad de hablar seriamente con los profesionales de cara a diseñar un nuevo sistema de negociación, fuera de la Mesa Sectorial, que permita a medio-largo plazo fijar un sistema retributivo diferente al actual y que pueda premiar la dedicación y el especial conocimiento.

Estemos atentos a los presupuestos para el próximo año, cuyo proyecto deberá de conocerse a finales de octubre, y de ellos podremos sacar mas conclusiones, sin duda poco esperanzadoras.
Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x