CON FIRMA. “Formarse trabajando, ¡y con convenio MIR!”, por Alberto Cabañas y Borja Apellániz

0
20191108 Cabañas y Apellaniz_C

El sistema de formación MIR es de los mejores del mundo. Éste es un mantra que se repite a lo largo y ancho del país y que a menudo utilizan para sacar pecho aquellos que poco o nada colaboran con que esto sea posible. Mientras, la situación de las médicas residentes en ese limbo entre lo formativo y lo laboral ha supuesto una grieta por la que se han ido colando toda clase de vulneraciones y atropellos. Hasta un tercio de los profesionales MIR presentan algún tipo de problema en salud mental mientras las eternas -y sensatas- reivindicaciones siguen sin resolverse. Desde el grupo de residentes de AMYTS creemos que no se puede seguir postergando esta situación y que la negociación de un convenio MIR específico para residentes es emergente e imprescindible.

Quizá el ejemplo más sangrante sea el de la jornada laboral. Además de las 35 horas de jornada habitual, las jornadas continuadas deberían limitarse a un máximo de 7 guardias y 100 horas mensuales, respetando así el máximo de 48 horas de media semanal exigido por la normativa europea. Más allá de esto, es preciso garantizar la seguridad de nuestros pacientes y la calidad de nuestra formación, por lo que deberían repensarse los turnos continuados de 24 horas. Hace tiempo que dejaron de ser guardias en las que estamos a la espera de atender a quien lo requiera para ser jornadas penosas en horario nocturno, en general con escaso valor formativo por las deficitarias condiciones de supervisión.

En esa misma línea, exigimos que se respeten los descansos obligatorios de 12 horas tras las guardias, obligatorios desde hace años pero que, como ya mostró la encuesta AMYTS de 2017, se incumplen de forma generalizada. Reclamamos también que el descanso de las guardias realizadas en víspera de día festivo se prolongue a 36 horas, respetando así el descanso del lunes tras una guardia de sábado. Evidentemente, para garantizar que todo esto se cumpla debe empezar a aplicarse el fichaje horario (obligatorio desde el Real Decreto Ley 8/2019 del 8 de marzo, pero que la empresa pública sanitaria sigue sin implementar).

También debemos procurar que las condiciones laborales garanticen las formativas y en ningún caso las obstaculicen. Toda la formación obligatoria para obtener la especialización (incluidos estudios de máster y/o cursos de cualquier tipo) debe realizarse durante la jornada habitual o ser compensada en horas, y no en ningún caso debe suponer un gasto para la residente. Es preciso reconocer un número suficiente de días libres por formación para acudir a congresos y cursos optativos que permita redondear nuestra especialización. Igualmente, durante la asistencia clínica y el resto de labores es necesario garantizar una supervisión adecuada a la MIR acorde a nuestra capacidad y responsabilidad en ese área. Para garantizar una supervisión presencial y directa a residentes de primer año, vemos fundamental un mínimo de un especialista supervisor presente (durante todas las horas en las que se desarrolle la jornada) por cada R1, contactable por el resto de personal en formación.

Además de recoger el pago de la incapacidad laboral temporal al 100% desde el inicio de la misma, el convenio MIR debe asegurar que las funciones laborales de las residentes en situación de baja o permiso no se cubran por parte de otras residentes. No siendo personal estructural, no deben permitirse las listas de incidencias o de cobertura de turnos/guardias, ni se debe alterar la organización de rotaciones y guardias. Por el mismo motivo, no pueden exigírsenos servicios mínimos durante las huelgas.

Creemos también que la residencia no debería ser un peso en las vidas familiares de las residentes. Pedimos unos permisos de maternidad/paternidad en los que se cobre el equivalente a la suma del sueldo base, los complementos de aplicación y la media de guardias realizadas durante los meses anteriores. Independientemente de ese permiso, reclamamos que desde el inicio del embarazo y durante los 6 meses posteriores a la finalización del permiso de maternidad/paternidad, la residente pueda solicitar la exención de guardias, cobrando un complemento equivalente a la media de guardias realizada en los meses anteriores.

Junto a estas condiciones requerimos una remuneración suficiente, ya que el sueldo (de los más bajos de España según datos de CESM) no se ajusta al coste de la vida en Madrid. Por una parte, exigimos equiparar la remuneración de jornada habitual y complementaria a la media nacional mediante un complemento específico y la recuperación del 100% de las pagas extras. Por otra, reclamamos un complemento de 15% para las jornadas que engloben la tarde, y un complemento de nocturnidad para el periodo nocturno. En caso de jornadas que engloben el horario de desayuno, comida o cena, el servicio sanitario responsable debe ofrecer servicio de restauración o su valor equivalente en dietas. En rotaciones, guardias y actividades formativas obligatorias que se desarrollen fuera del centro laboral habitual, se nos debe facilitar el transporte o un suplemento por kilometraje. De nuevo, la formación y función laboral que se nos exijan a las residentes no pueden suponernos gastos adicionales.

Hace demasiado tiempo que las condiciones laborales y formativas de las residentes madrileñas se han basado en acuerdos ajenos a nuestra realidad cotidiana. No es posible la formación de calidad en condiciones de trabajo enloquecidas, ni es posible mantener un sistema sanitario público fuerte con profesionales indefensos. Es indigno que se nos explote como mano de obra barata al tiempo que se nos reclama correr con los costes de nuestro trabajo. Creemos que es necesario más que nunca que se atiendan las peticiones de reunión del comité de empresa del personal laboral en formación para elaborar por fin un convenio MIR específico que defienda nuestros derechos y garantice que, efectivamente, el sistema MIR sea de los mejores del mundo.

Alberto Cabañas Cob (1) y Borja Apellániz Aparicio
Médicos residentes de MFyC. Grupo de residentes AMYTS
(1) Comité de Empresa de Personal en Formación

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x