FORMACIÓN MÉDICA ACREDITADA. Introducción a la estadística y distribuciones de probabilidad. (3) Distribuciones de probabilidad. La distribución normal.

0
Módulo 3: Distribuciones de probabilidad. La distribución normal.

Hasta aquí hemos estado trabajando en el ámbito de la estadística descriptiva, del análisis de los datos que obtenemos a partir de una observación dada. Sin embargo, lo que nos interesa normalmente no es tan sólo describir unos hallazgos, sino sobre todo valorar si esos datos tienen un significado concreto que nos brinde un conocimiento determinado de la realidad, y que, en nuestro caso, como profesionales de la Medicina, podamos aplicar a la mejora del nivel de salud de individuos o poblaciones. 



Para ello, necesitaríamos conocer hasta qué punto nuestros datos son representativos de la realidad de la población que nos interese, o si muestran una relación de los valores de una variable con los de otra, de forma que podamos tratar de incidir sobre una de ellas para obtener resultados favorables en la otra. Necesitamos entrar en el ámbito de la estimación poblacional y de la relación entre variables, que es el contenido de la Estadística Inferencial, y que analizaremos en otro curso. Pero para ello hace falta primero adquirir algunos conocimientos básicos sobre Probabilidad, que son la base sobre la que se desarrolla la Estadística Inferencial, y que vamos a desarrollar en lo que queda de curso.

Variables aleatorias y probabilidad

Todos recordamos la formulación clásica del concepto de probabilidad. La probabilidad de que, al realizar un experimento, ocurra un resultado dado depende del número de alternativas posibles. Si el fenómeno que queremos observar se comporta de forma aleatoria, es decir, por puro azar, sabemos que esa probabilidad es igual a la relación entre el número de casos favorables y el total de casos posibles (regla de Laplace). En el caso de un dado, por ejemplo, la posibilidad de que, al lanzarlo, obtengamos un 6 será 1/6: sólo un caso de los seis posibles nos serían favorables. Aunque lo cierto es  que no tenemos la certeza de que, al hacer un experimento con 6 tiradas, en una de ellas obtengamos necesariamente un 6; lo que sí parece lógico pensar es que realizamos un número elevado de tiradas, la frecuencia relativa de obtener 6 como resultado sí tienda a ser muy próxima a 1/6. Continuando con la regla de Laplace, la posibilidad de que el resultado sea par sería de 3/6 (tres casos favorables de los 6 posibles), o sea, 0,5.

* Curso destinado a miembros de AMYTS. Para continuar pinchar AQUÍ.
Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x