El Supremo rechaza el recurso y niega las indemnizaciones a las víctimas de la talidomida alegando a la “prescripción” de la causa

0
102 Icono DERECHO y MEDICINA 15x15 mm

El Supremo ha rechazado el recurso de las víctimas de la talidomida y les ha negado la indemnización de 204 millones de euros que reclamaron ante el alto tribunal en una sentencia que ha votado por ocho a uno la sala de lo Civil, reunida en pleno este miércoles. La Audiencia de Madrid anuló el año pasado las indemnizaciones que pedían a Grünenthal, la farmacéutica que vendió el medicamento dirigido a calmar las nauseas de las embarazadas y que causó malformaciones a los recién nacidos. Aquella sentencia consideró prescrita la acción de los perjudicados, quienes recurrieron ante el Supremo, cuya Sala de lo Civil ha confirmado aquel fallo y considerado prescrita la cuestión a pesar del informe del fiscal favorable al recurso.

Los afectados irán al TC y a Estrasburgo

La Asociación de Víctimas de la Talidomida en España (Avite) ha mostrado su decepción ante la decisión del Tribunal Supremo que no acata, y anuncia que recurrirán el caso ante el Tribunal Constitucional y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo (Francia).

Agravio comparativo con respecto a las víctimas de otros países

Cabe recordar que las víctimas de la talidomida fueron indemnizadas en Alemania en 1971 y también recibieron compensaciones hace décadas en países como Francia, Japón, Suiza, Australia o Italia. En España, el Gobierno no reconoció oficialmente la existencia de afectados hasta 2010, cuando aprobó un real decreto de ayudas para una veintena de perjudicados, ahora dieciocho. Además, a diferencia de Alemania y otros países, en los que las víctimas pactaron con la farmacéutica y perciben pensiones vitalicias a través de la fundación Contergán, en España no se llegó a alcanzar un acuerdo, a pesar de que ambas partes mantuvieron tres reuniones y un acto de conciliación en los juzgados de Madrid. En 2011 Avite demandó a Grünenthal y argumentó que la farmacéutica siguió vendiendo la talidomida en España después de su retirada en Alemania. En agosto de 2012, la farmacéutica pidió perdón a los afectados y en noviembre de 2013 el juzgado de Primera Instancia número 90 de Madrid condenó a Grünenthal a pagar a cada uno de los afectados 20.000 euros por cada punto porcentual de minusvalía que les hubiera reconocido la Administración. Casi un año después, sin embargo, la Audiencia de Madrid revocó la decisión -al considerar que la demanda se había presentado fuera de plazo- y canceló las indemnizaciones a las víctimas, que recurrieron ante el Supremo, que de nuevo sentencia contra las indemnizaciones.

Fuentes: ACTA SANITARIA, 23-09-2015; 20 MINUTOS, 24-09-2015; MÉDICOS Y PACIENTES, 24-09-2015

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x