El Real Decreto Ley 16/2012, seis años después

0

Pasados seis años desde su aprobación, el diario EL PAÍS aborda el impacto que ha supuesto el Real Decreto Ley 16/2012 para el sistema nacional de salud. Para ello se vale de los datos del informe cualitativo que ha hecho Amnistía Internacional (AI), con 343 entrevistas a pacientes, profesionales y expertos seleccionados de Andalucía y Galicia. Para Sanhita Ambast, directora de este informe, “la sanidad española ha perdido una década”. Estos son algunos números que reflejan esta evolución.

Gasto sanitario público. Éste superó los 70.000 millones de euros en 2009; en 2014 fue de 62.000 millones.
Personal. Según el Ministerio de Hacienda, en 2012 había más de 500.000 trabajadores en el sistema sanitario; en 2014 bajaron a 480.000.
Lista de espera quirúrgica. Este dato refleja fielmente el impacto de los recortes. En diciembre de 2016 llegó a contar con 614.000 personas con una demora media de 115 días. En 2010 eran menos de 400.000 personas que esperaban 65 días de media.
Gasto farmacéutico. Éste, que ya estaba descendiendo por el impulso dado a los genéricos, pasó de 11.100 millones en 2011 a 9.200 millones en 2014, y a partir de ahí empezó a subir. En 2017 cerró con 10.200 millones.
Usuarios. Los migrantes sin permiso de residencia quedaron relegados a usar las urgencias. Médicos del Mundo tiene documentados más de 4.000 casos de extranjeros que en estos seis años han tenido que suspender tratamientos que recibían antes. En 2011 había 207.000 personas en España sin acceso a la sanidad. En 2012 eran 961.000, y en 2013, casi 1,3 millones.
Satisfacción. En 2011, el 24% de la población pensaba que el sistema sanitario funcionaba muy bien; en 2014, este porcentaje bajó al 17,7%.
Fuente: EL PAÍS, 25-04-2018 (pág. 21 de la edición impresa)

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x