El Informe SESPAS 2012 plantea la necesidad de refundar la Atención Primaria

0

Desde 1993, cada dos años, la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS), una federación de once sociedades científicas que agrupan a 3.800 miembros, viene ofreciendo un análisis sobre la situación de la salud en nuestro país. En 2012, elaborado por 68 expertos, se ha producido la décima entrega del Informe que se ha centrado en la situación actual de la Atención Primaria y las recomendaciones de los expertos para conseguir que sea más polivalente y resolutiva.

En España hay 2.956 centros de salud que atienden 406 millones de consultas de Atención Primaria por año, resolviendo el 92 por ciento de los casos. En el nivel de Atención Especializada se producen 77,1 millones de consultas y se generan 5,23 millones de ingresos hospitalarios. La primera gran paradoja es que el nivel asistencial de Atención Primaria, que suministra más del 70 por ciento de la atención sanitaria, se encuentra infradotado presupuestariamente desde hace 30 años, mientras que los hospitales han ido aumentado una dotación presupuestaria homologada a la de los países de nuestro entorno.

Bajo la responsabilidad como editores de Francisco Hernansanz Iglesias, médico general del Equipo de Atención Primaria Norte de Sabadell; Ana Clavería Fontán, técnica de salud de la Gerencia de Atención Primaria de Vigo, y Juan Gérvas, médico general del Equipo Cesca de Madrid, a lo largo de 24 capítulos, los 68 autores y autoras que han participado en la elaboración del Informe SESPAS 2012 abordan una visión general de la Atención Primaria enfocada a sus propias características, pero también a la Salud Pública. El sentido de sus aportaciones se aleja de las quejas y abunda más en la autocrítica y en la proposición de soluciones factibles. Lo que ofrecen es una fotografía del primer nivel asistencial y de sus relaciones con la Salud Pública. Desde la constatación de que la Atención Primaria en España no ha superado en la práctica las expectativas con las que se instauró el actual modelo en 1984, ponderan sus atributos de primer contacto del paciente, longitudinalidad de la atención a lo largo de la vida del mismo, integralidad y coordinación y, aportando datos, explican que cumpliendo esos cuatro atributos se logra menor mortalidad, mayor equidad, distribución más equitativa de los servicios de salud y menos hospitalizaciones. Reconocen, asimismo, algunos de sus problemas actuales: prescripciones inadecuadas de medicamentos, déficit en la atención a domicilio y desafecto de su oferta de servicios por parte de los ciudadanos con mayor nivel cultural y adquisitivo.

El Informe SESPAS 2012 se estructura en cuatro bloques: política sanitaria, tendencia en las profesiones, claves de la gestión en el área y cartera de servicios, cada uno de ellos constituido por varios capítulos. En ellos se hace hincapié en la necesidad de que los médicos de Atención Primaria tengan presente las desigualdades sociales en salud por determinantes no sanitarios (educación, vivienda, empleo, etc.); el problema de una visión excesivamente biologista de la Medicina, la necesidad de incorporar la Medicina de Familia a los planes de estudio de Medicina; las carencias de los sistemas de información o la alternativa de un mayor nivel de autogestión.

En sus conclusiones plantean que una refundación de la Atención Primaria que la haga más eficiente, que colabore con Salud Pública y se coordine con la Atención Especializada y otros servicios socio-sanitarios y extra-sanitarios, puede lograr, algo tan necesario en la actual coyuntura de crisis económica, como conseguir el uso adecuado de los recursos y mejorar la equidad en salud.

Insuficiencia de gasto

El informe pone de manifiesto que la atención primaria pública española arrastra desde hace tres décadas una insuficiencia presupuestaria que no es producto del azar sino que refleja el statu quo de una sanidad pública que ha mantenido a la atención primaria en una situación de menor “universalidad”. Por mucho que los responsables de la administración proclamaran sus efectos benéficos, la atención primaria no ha resultado atractiva para los ciudadanos (pacientes) ni para los profesionales que podían elegirla, empezando por los propios empleados de la administración (funcionarios) y los médicos recién licenciados (a la hora de elegir especialidad). Para ello ha sido decisivo el mantenimiento durante años, por acción u omisión, de su anemia presupuestaria. (…)

A pesar de esta desalentadora situación presupuestaria, sus autores destacan en la introducción que España dispone de unos de los diez primeros modelos de atención primaria del mundo, según el Health Systems in Trasition. Spain 2010. Algo a lo que, en su opinión, han contribuido: la existencia de la función de filtro del médico de cabecera, que disminuye la iatrogenia (acto médico dañino) del acceso directo, mejora el valor predictivo positivo del trabajo de los especialistas, previene la fascinación tecnológica, y ayuda a la sostenibilidad y la eficiencia del sistema sanitario; y la presencia de la lista de pacientes (cupo) que conlleva la identificación de un médico y un centro de salud para el uso habitual, lo que favorece la longitudinalita. Este importante atributo ofrece numerosas ventajas, como mejor utilización, asistencia más oportuna, identificación correcta de los problemas de salud, menor hospitalización y, en síntesis, una respuesta medica apropiada a las necesidades. Por ello, puede afirmarse que aquellos países más orientados a la atención primaria presentan con mayor probabilidad mejores grados de salud y menores costes. En ese sentido reivindican que la atención primaria sea el eje de la política sanitaria, pero ello choca con los presupuestos decrecidos y tal falta de aprecio de las clases más informadas y con mayor poder de decisión, e incluso la de los futuros profesionales.

Acceso al informe completo

Más información: ABC, EUROPA PRESS, EUROPA PRESS

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x