El gasto sanitario público en España será el doble en los próximos diez años, según un informe de ESADE

0

El sistema sanitario español requerirá un aumento del gasto de entre 32.000 y 48.000 millones de euros hasta 2025, es decir, casi el doble de lo registrado en el año 2015. Es una de las principales conclusiones del informe “Funding the gap. El futuro del sistema sanitario: ¿será posible financiar el sistema y reducir las desigualdades en salud?”, elaborado por la escuela de negocios ESADE. De este modo, en menos de diez años, el gasto público en salud girará en torno a los 100.000 millones de euros al año. En 2015 se estima que fue de 64.800 millones. Este estudio revela que el gasto en salud aumenta a medida que los países se desarrollan, pero a un ritmo más rápido que el crecimiento del PIB, en concreto, a dos puntos porcentuales.

Según destaca CONSALUD.ES, el informe de ESADE muestra que, a raíz de la crisis, la reducción del gasto sanitario en España ha sido significativa: en 2014 se situó en los niveles de 2007. Los autores del documento señalan también la necesidad de analizar cómo se ha reducido este gasto y a qué se atribuye una disminución tan importante. Según los datos analizados, lTítulo tresos capítulos que más se han reducido son, principalmente, los salarios de los profesionales(el gasto salarial se ha reducido más del 10% desde 2009), las inversiones (el 28% de los equipos tecnológicos de los hospitales españoles tienen más de diez años) y los precios de los fármacos (los gastos en las farmacias se ha reducido un 22%).

El informe muestra, además, que la crisis económica ha tenido un profundo efecto en el riesgo de inequidades sanitarias en tres áreas. En primer lugar, por su impacto en los sistemas de salud como consecuencia de la reducción del gasto público (una disminución de 8.900 millones de euros en España entre 2009 y 2013). En segundo lugar, por el impacto sobre el estado de salud de la población, más difícil de caracterizar porque la correlación entre gasto público en salud, mortalidad y esperanza de vida es muy baja a corto plazo. Y, por último, por el impacto que la crisis ha tenido en las desigualdades sociales en la salud, que ha sido el más evidente. Entre 2009 y 2012, el número de personas en riesgo de pobreza o de exclusión social aumentó en 9 millones en la Unión Europea. El informe aporta datos que demuestran que las situaciones de pobreza generan condiciones de peor educación, alimentación, conocimiento y acceso al sistema, y disminuyen la capacidad de seguir los consejos de los profesionales sanitarios.

Fuentes: ESADE.EDU, 23-01-2017 (vídeo-resumen del informe, pinchando aquí), 24-01-2017; CONSALUD.ES, 24-01-2017 ; PÚBLICO, 25-01-2017

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x