El Consejo Económico y Social advierte de desigualdades en salud por la crisis

0

El Consejo Económico y Social (CES) ha hecho pública este miércoles su memoria anual en la que incluye un amplio apartado dedicado a la sanidad en el que no se escatima en advertencias sobre los riesgos que está entrañando la crisis económica para la salud de la población. Concretamente -recoge DIARIO MÉDICO-, con las cifras ministeriales y las de la Encuesta de Salud Europea 2015, alerta de que en España se están acrecentando las diferencias en salud y acceso a la sanidad por clase social.

En su opinión, “en España las reformas emprendidas en los últimos años sobre el conjunto del SNS, sumándose a las iniciativas autonómicas, han logrado reducir el gasto sanitario, lo que, sin embargo, ha podido causar efectos no deseables en el algunos aspectos de la atención sanitaria (el incremento de las listas de espera es un indicador muy expresivo de la reducción de recursos)”. Según el CES, pese a estos recortes “el sistema ha seguido funcionando en todos sus niveles […] y ha podido satisfacer nuevas demandas, como la incorporación de los nuevos y costosos tratamientos para la hepatitis C”. Esta continuidad de su normal funcionamiento ha venido acompañada, sin embargo, de una polarización de los estados de salud y del acceso a la sanidad entre la población de mayor nivel social y la población con menores cualificaciones y en situación de riesgo social. (…)

Poniendo cifras a este problema, el CES detalla que aunque en España la necesidad de atención médica no satisfecha (por no cobertura, carencia de medios económicos, etc.) afecta desde que hay estadísticas a menos del 10 por ciento de la población, las diferencias por clases sociales son altas y crecientes. Así, por ejemplo, sólo el 1,08 por ciento de la población con estatus social más alto reconoció problemas de algún tipo para recibir atención médica (se incluye la falta de tiempo) en el último año pese a haberla necesitado, mientras que esa cifra es cinco veces superior (5,5 por ciento de la población) entre los de clase social más baja.

En el caso de la atención dental estas cifras son mayores, incluso, afectando al 3,83 por ciento de la población de clase alta y hasta el 26,09 por ciento de la población de clases sociales más bajas. También son importantes las diferencias en falta de acceso respecto a medicamentos recetados: sólo el 0,56 por ciento de las personas de clase social alta no consiguieron acceder a los fármacos que precisaban y les habían sido prescritos mientras que esa cifra llega hasta el 6,07 por ciento entre los de clase social más baja.

Fuentes: DIARIO MÉDICO, 06-07-2016; REDACCIÓN MÉDICA, 06-07-2016

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x