El Circulo Sanitario de FEMYTS denuncia la inadecuación de los sistemas informáticos

0

NOTA DE PRENSA FEMYTS, 25-03-2010

Durante el día de ayer se celebró la segunda edición del Círculo Sanitario de FEMYTS, un punto de encuentro y debate para el análisis sobre los problemas que afectan a la sanidad pública en la comunidad de Madrid. Las conclusiones de profesionales y expertos apuntan a que el modelo de externalización y concentración de sistemas informáticos puestos en marcha por la Consejería de Sanidad: se ha realizado de espaldas a los profesionales médicos e informáticos de la propia Consejería, tiene una capacidad de resolución inferior a los anteriores sistemas informáticos desarrollados en los últimos 15 años, no posibilita la interconexión entre centros, dificulta y enlentece el trabajo de los médicos, no garantizan ni la mejora de la atención a los pacientes ni la confidencialidad de sus datos clínicos personales, y, al depender de empresas ajenas a la Administración, presentan más dificultades de adaptación a las necesidades concretas de los médicos, además de resultar más caros.

A las puertas de la implantación en la Comunidad de Madrid de la libre elección de médico y el área única sanitaria, según ha confirmado el nuevo consejero de Sanidad Javier Fernández Lasquetty, FEMYTS, organización mayoritaria en la representación de médicos y titulados superiores en la sanidad pública, ha organizado la segunda edición de su Círculo Sanitario. Se trata de un punto de encuentro de profesionales, al margen de connotaciones políticas, destinado al análisis y debate de los problemas más acuciantes. En esta ocasión se ha abordado la situación de los sistemas informáticos, considerados por la propia Consejería de Sanidad como la herramienta necesaria e indispensable para poder aplicar la libre elección: En el Círculo celebrado ayer han participado: Domingo Sánchez Ruiz, presidente de la Asociación de Profesionales de la Informática de la Sanidad de la Comunidad de Madrid (APISCAM); el Dr. Francisco José Sáez Martínez, médico de Familia del Centro de Salud Ciudad San Pablo, de Coslada, y el Dr. Jaime Martín Cavana, especialista de Cirugía General y Aparato Digestivo del Hospital Fundación de Alcorcón. Estos dos últimos, miembros de FEMYTS, son expertos en sus respectivos ámbitos de trabajo en la Atención Primaria y la Atención Especializada en la aplicación de sistemas informáticos. La directora general de Sistemas de Información Sanitaria de la Consejería de Sanidad, Zaida Sampedro Préstamo, que inicialmente había confirmado su asistencia, se excusó a última hora al haber sido convocada a una reunión urgente por el nuevo Consejero.

Domingo Sánchez, de APISCAM, ha subrayado que la Historia Clínica Común (HCC) es una absoluta necesidad de la sanidad madrileña independientemente de que se vincule o no al proyecto de libre elección y área única. De hecho, añadió, Madrid se encuentra a la cola entre las comunidades autónomas en el desarrollo de este sistema de información. Sánchez ha repasado la renovación de la informática sanitaria madrileña. Los hospitales tradicionales, ha explicado, son “islas con sistemas informáticos propios e independientes desarrollados desde hace más de 20 años, al principio con una gran dotación de medios y recursos humanos y unos resultados que en algunos casos han sido brillantes”. La Fundación Hospital de Alcorcón y los nuevos hospitales han externalizado su informática con el programa Selene, de Siemens, que no tiene interconexión con los anteriores. En el caso de la Atención Primaria, ha destacado el presidente de APISCAM, desde un sistema también propio el OMI AP, se ha optado por la migración del mismo a uno nuevo, AP Madrid, también externo como en el caso de los hospitales, que fue adjudicado a la empresa Stacks, que después fue comprada por la multinacional francesa Cegedín, cuya principal actividad es la venta de datos sobre prescripción de recetas a los laboratorios farmacéuticos. “Aunque la Ley de Protección de Datos española es muy rigurosa, la concurrencia de intereses de Cegedín es preocupante”, ha puntualizado el responsable de APISCAM. Ante la puesta en marcha inminente de la libre elección y el área única ninguno de los sistemas está preparado, no comparten datos, y AP Madrid, basado en un servidor central externo, lleva un retraso de implantación de más de tres años. En estos momentos ha enganchado al 25 por ciento de los centros y sufre continuas caídas del sistema que no soporta el ingente tráfico de datos; si eso ocurre ahora con una cuarta parte de los centros de salud conectados, el panorama cuando se amplíe al cien por ciento de los centros y se añada la receta electrónica y su conexión a más de 2.700 oficinas de farmacia, es realmente sombrío. Domingo Sánchez, ha añadido, que “la Consejería que ha maltratado a sus informáticos propios y externalizado los servicios con la intención inicial de prescindir de ellos, podría estar ahora reconsiderando esa posición ante los problemas con los que se encuentra y está solicitando su participación para la migración de los datos”.

El Dr. Francisco José Sáez, ha relatado la larga trayectoria de ajuste de los médicos de Atención Primaria al programa OMI durante más de quince años. Un sistema, ha explicado, basado en pequeños servidores independientes e interconectados que a base de trabajo ha conseguido excelentes funcionalidades. Frente al OMI sistema propio de la Consejería, el nuevo AP Madrid contratado con la empresa Stacks, con una base de datos única centralizada, no ha permitido la migración total de los datos clínicos existentes, es más lento y dependiente de las conexiones telefónicas, no tiene cartera de servicios actualizada. De hecho, ha añadido Sáez, en la práctica diaria los médicos recurren al viejo sistema OMI para hacer las recetas habituales de un paciente y para las recetas de nuevas prescripciones, dado que AP Madrid tarda más de minuto y medio en gestionar una, recurren a volver a hacerla con papel y bolígrafo. Algo, ha añadido, que se volverá a generalizar si llega a implantarse la receta electrónica, porque AP Madrid no ha contemplado dicho desarrollo. Finalmente, el Dr. Sáez, ha indicado que el sistema AP Madrid no puede presentarse como una herramienta indispensable para la aplicación de la libre elección, puesto que la necesidad de compartir las historias clínicas con el hospital la lleva a cabo con demoras y poca precisión de datos, mientras que ese era un asunto resuelto en el OMI como puede confirmar por su experiencia de trabajo entre su centro de salud en Coslada y el Hospital de La Princesa, en Madrid, que es su referente.

El Dr. Jaime Martín Cavana, ha explicado casi en clave de odisea su relación con el programa Selene en el Hospital Fundación de Alcorcón. El primer inconveniente es un interfaz inicial muy poco amigable para el médico. Dicho interfaz, muy complejo, presenta un total de 72 botones de activación de los que sólo es necesario utilizar, a lo máximo, diez. Otros problemas del Selene, apuntados por este usuario son: no da la oportunidad de eliminar procesos vacíos o duplicados, no permite realizar búsqueda de datos clínicos (sólo facilita la búsqueda de datos administrativos), al depender de un servidor centralizado las caídas del sistema interrumpen el trabajo incluida la  simple impresión de un informe, incurre el múltiples erratas derivadas de la automatización de completado de frase (presentó un ejemplo real en el que la advertencia del médico: “paciente alérgico a las sulfamidas”, fue interpretada por Selene como: “paciente sin alergias contrastadas”, algo que en manos del siguiente médico que consulte la base de datos puede dar lugar a serios problemas) y tampoco permite archivar pruebas tan frecuentes como los electrocardiogramas.

El casi medio centenar de médicos de todas las áreas de Madrid que asistieron a la sesión del Circulo, celebrado en la sede de FEMYTS, lamentaron la ausencia de la representante de la Administración para la que tenían preparadas una batería de preguntas y quejas: desde la búsqueda de una explicación a porqué la Consejería de Sanidad había prescindido de la opinión de sus profesionales y usuarios directos a la hora de renovar los sistemas informáticos, a solicitar la creación de comisiones mixtas consultivas, o directamente a demandar la inmediata retirada del AP Madrid.

En las conclusiones a la clausura del Círculo, ya avanzadas en la introducción de la presente nota de prensa, el Dr. Javier López de la Morena, coordinador general de FEMYTS, destacó la conveniencia de que la Consejería cuente con los profesionales a la hora de decidir cuestiones que afectan directamente al trabajo de los médicos y a la mejora de la calidad asistencial de los pacientes. También añadió, que la experiencia ha puesto de manifiesto la conveniencia de que la Administración cuente con sus propios informáticos, bien preparados y más próximos, que empresas externas a las que los médicos usuarios no pueden acceder para formular sus peticiones. La impresión general de todos los asistentes fue la “absoluta inmadurez de los nuevos sistemas informáticos, que no resultan válidos ni para el trabajo actual, ni para el pretendido escenario de área única y libre elección”.

* FOTOS DE ESTE SEGUNDO CÍRCULO SANITARIO DE FEMYTS PUEDEN BAJARSE DE INTERNET EN EL SIGUIENTE ÁLBUM DEL GABINETE DE COMUNICACIÓN DE FEMYTS:
http://picasaweb.google.com/gabinete.comunicacion.FEMYTS/20100324CIRCULOSANITARIOSobreLibreEleccionYSistemasInformaticos#

 

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x