El cierre de camas, las deficiencias en AP o abultadas listas de espera, entre los motivos del colapso en la urgencias

0

Los colapsos en los servicios de urgencias, aunque cada vez más habituales, no han dejado de ser noticia por la repercusión que tiene para la calidad asistencial el hecho de que los pacientes, a veces incluso instalados en camas situadas en pasillos, tengan que ser atendidos sin todas las garantías como consecuencia de las aglomeraciones en el servicio y la falta de espacio y personal. Aunque la palabra recortes planea casi siempre alrededor de este tipo de situaciones, la realidad de los colapsos en urgencias es un problema con muchas aristas, según relatan a INFOLIBRE los profesionales consultados para la realización de este reportaje.

Según los datos oficiales del Ministerio de Sanidad, el sistema público de hospitales atendió 21.010.549 urgencias en el año 2011, 162.874 más que en 2008. Un 11,4% de ellas requirieron después un ingreso en planta. Este último dato es relevante porque la falta de camas en planta es precisamente uno de los principales motivos de los colapsos. “La causa más importante de saturación en los servicios de urgencias hospitalarios es la permanencia de pacientes en espera de cama”, señala el doctor Juan Armengol, presidente de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes). Este argumento rebate las explicaciones que, de forma sistemática, dan las diferentes administraciones responsables cuando se les pregunta por unos colapsos que suelen atribuir a casos excepcionales relacionados con picos de demanda. (…)

La influencia de la atención primaria

El doctor Manuel Carmona Calderón, vocal del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, cree que los colapsos tienen su punto de partida en las carencias del nivel ambulatorio. “La atención primaria se está deteriorando por la falta de sustituciones y las reducciones de personal. Eso hace que el paciente no pueda ser atendido en el mismo día, lo que le lleva a acudir al servicio de urgencias no porque le guste o porque sea más rápida la atención, sino porque frecuentemente es la única salida que le queda para ser atendido por un médico un tiempo razonable”, señala.

En 2012, según el barómetro que publica el Ministerio de Sanidad, sólo el 14.9% de los pacientes que acudieron al servicio de urgencias de un hospital público lo hicieron por indicación de su médico de cabecera. El 74.9% lo hicieron por iniciativa propia. Según este mismo informe, el 43% acudió a un hospital porque el horario no coincidía con el de su médico de cabecera. La doctoraAna Belén Velázquez, que trabaja como médica de familia en varios pueblos de la provincia de Teruel, considera que el escaso tiempo que los profesionales tienen para atender a los pacientes en la atención primaria puede ser otro de los factores que influyen en el colapso de los hospitales. (…) La dificultad en el acceso a la atención primaria es, según la doctora Velázquez, otra de las circunstancias que ayudan a la saturación de los servicios de urgencias. (…) El doctor JuanArmengol abunda en esta idea. (…)

Asimismo, la doctora Velázquez cree que la saturación y la dificultad de acceso a pruebas complementarias, donde las listas de espera son muy abultadas, es otro de los factores. (…) También existe una medicina poco racional y defensiva que retroalimenta esta situación. Existe la creencia de que si hay medios, por qué no utilizarlos todos. (…) Las carencias organizativas son, a juicio de los profesionales consultados, otras de las causas que, en ciertos momentos, pueden influir en la saturación. La doctora Velázquez señala que la “escasa coordinación entre hospitales y centros de salud” dificulta la fluidez en la información. (…)

Fuentes: INFOLIBRE, 04-05-2014

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x