EDITORIAL. “Superar el mito de Sísifo”, por Cristóbal López-Cortijo

0

Cuando Albert Camus hizo referencia al mito de Sísifo, hacía alusión al esfuerzo infructuoso y tenaz de la especie humana, encarnado por el sufrido personaje de la mitología griega, castigado por los dioses a empujar constantemente una piedra montaña arriba y empezar de nuevo cuando caía y rodaba al valle.

La labor sindical podría asimilarse a este terrible designio de los dioses. La acción sindical encaminada, en el caso de AMYTS, a mejorar las condiciones profesionales de los médicos y titulados superiores, a defenderlos ante los atropellos de sus contratadores, ya sea el Gobierno del Estado, el de la Comunidad de Madrid o una empresa privada o pública., que persiguen intereses muy apartados de los de los profesionales y lo que es peor del interés clínico de sus pacientes, es esa pesada carga que el sindicato debe levantar cada año y subirla por la pendiente que significa la prepotencia e intransigencia de las autoridades sanitarias.

Y cuando llegas a un acuerdo en determinado tema y depositas la roca para tomar aliento y volver a negociar otro tema, ves como la aplicación de lo acordado por cada gerencia, o por la propia administración deja sin contenido los beneficios pactados o se hace una aplicación torticera de los acuerdos y la roca vuelve a rodar montaña abajo deshaciendo el trabajo realizado hasta entonces.

Es cierto que esto crea, en ocasiones, desánimo, y la sensación de que no se avanza ni se consiguen mejoras prácticas, y eso origina cierta desafección de nuestros compañeros, que no acaban de sentirse parte del poder de reivindicación que entre todos deberíamos desarrollar

A pesar de estas dificultades AMYTS ha mejorado mucho su desempeño desde que hace ya unos años empezamos a empujar la primera piedra. Hemos aprendido mucho, nuestra organización se ha implementado en gran medida y se ha engrasado, nuestras fuerzas y recursos humanos aumentan y mejoran cada año, nuestros representados han empezado a reconocer nuestra labor y el apoyo a nuestro sindicato aumenta. Ya nos ven como un grupo de profesionales como ellos mismos, pero con una dedicación especial a la labor representativa, comienzan a ver los resultados de nuestro trabajo: hemos conseguido ser independientes de toda institución, tenemos nuestra propia sede y autonomía económica, patrimonio de todos los afiliados, estamos en todos los niveles de la asistencia sanitaria publica, de gestión directa e indirecta, en las empresas publicas, incluso en la medicina privada, el número de nuestros delegados está creciendo en todos los hospitales, recientemente de forma notable en los que dependen del Sector de Clínicas Privadas y Públicos de Gestión Indirecta, gracias a ello ya estamos en condiciones de entrar en la Mesa General de negociación, se está avanzando en combatir de forma eficaz la precariedad laboral, los derechos de nuestras compañeras embarazadas, la carrera profesional se mueve de nuevo y es nuestra labor inmediata conseguir el desbloqueo económico de la misma, las OPEs se van encadenando unas con otras y estamos empeñados en conseguir un marco de convocatoria y contratación único, justo y perdurable.

Y lo que es más importante, nuestros interlocutores públicos y privados nos tienen en consideración, AMYTS está en los medios cuando es necesario, con criterios que se tienen en cuenta, nos buscan para conocer nuestra opinión, la cual consideran que es veraz e imparcial. Como dicen coloquialmente : “estamos en la pomada” y vamos a seguir peleando y empujando cuantas piedras sean necesarias , a pesar de la dificultad de la pendiente.

Hemos de ser conscientes de que todo ello saldría reforzado si los profesionales se sintieran parte de AMYTS, mediante su afiliación y participación activa en la vida de la organización, y su movilización en defensa de unas condiciones de ejercicio más adecuadas a su compromiso profesional. Porque, como Camus, pensamos que la situación reflejada por el mito de Sísifo se vence a base de rebeldía, libertad y pasión compartidas. Y a ello te invitamos.

Cristóbal López-Cortijo Gómez de Salazar
Especialista en ORL, Hospital Universitario Puerta de Hierro – Majadahonda. Vicepresidente de AMYTS.
Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x