EDITORIAL. “Se termina un ciclo”, por Julián Ezquerra

0
196-Julian-Ezquerra-3x3-cm-200x200

Se termina un ciclo y toca examinarse, revalidar lo realizado. Decía Thomas Edison que nuestra mayor debilidad es rendirnos. La forma más segura de tener éxito es intentarlo una vez más”. AMYTS no se rinde, seguirá intentando una y otra vez obtener el éxito.

Han pasado cuatro años para todos y ahora volvemos a enfrentarnos a las urnas. Y no hablo solo de las elecciones generales, autonómicas o locales, hablo sobre todo de las elecciones sindicales. Unas elecciones que nos ponen frente a nosotros mismos, que nos hace desnudarnos ante nuestros compañeros, los que nos dieron su confianza hace cuatro años y a los que debemos rendir cuentas por lo realizado, por lo que no se ha podido hacer o lo que esté en vías de solución.

No nos rendimos, no somos débiles. Seguiremos intentándolo, seguiremos peleando.

En estos últimos años hemos pasado por claroscuros, hemos recuperado cosas importantes y hemos sido incapaces de lograr algunos retos. Como todo en la vida, nuestros anhelos y esperanzas se cumplen en mayor o menor medida, pero no desistimos. Hagamos un somero repaso.

Como no quiero ser autocomplaciente, inicio esta relación de hechos con lo negativo, lo que aún no hemos logrado, pero que seguiremos intentándolo.

La vuelta a las 35 horas o, en su defecto, una aplicación de la jornada de 37,5 horas de forma más justa, dejándonos trabajarlas en lugar de detraernos dinero de las guardias o los repartos, nos ha sido imposible lograrlo. No solo a nosotros, a todos los que representamos legítimamente a los trabajadores. Dos gobiernos, de diferente color, y los dos se han negado a recuperar como se hizo, por decreto, las 35 horas, sin dejarlo en manos de terceros, las Autonomías, que interesadamente miran para otro lado. Tampoco nos han permitido trabajar esas dos horas y media en lugar de seguir “metiéndonos la mano en el bolsillo”. Pero como bien decía Edison, la forma más segura de tener éxito es intentarlo otra vez, y así lo haremos.

Por supuesto que hay otras muchas cosas pendientes de lograr, algunas más importantes que otras y no todas deseadas por todos. Un acceso más justo a las plazas, bolsas de empleo, traslados, OPEs regulares, etc., son también asuntos pendientes de los que no desistimos. Al menos se ha logrado que las interinidades tengan publicidad y concurso. Y no olvidemos que hemos conseguido algo fundamental, acabar con los miles de contratos eventuales y reconvertirlos en interinos.

Pero no todo es malo, ni mucho menos. Y de alguna forma tenemos que estar orgullosos de algunas de las cosas que hemos logrado en estos cuatro años. No podemos olvidar las diferentes oposiciones celebradas y la ya cerrada “macro OPE” de estabilización que afectará al 95% de las plazas aproximadamente. Cierto que hasta ahora solo han sido formalmente convocadas Medicina de Familia, Pediatría de Atención Primaria, SUMMA 112 y Urgencia Hospitalaria, pero en los próximos meses se irán convocando todas las restantes.

No me gustaría hacer una revisión sistemática y detallada de lo sucedido estos años, pero si quiero terminar con lo que creo es un gran logro.

La Carrera Profesional ha sido uno de los éxitos incuestionables de este periodo. Después de años de paralización, después de exigencias día tras día, de presentar miles de firmas al Defensor del Pueblo, de hacer presión a través de los partidos políticos de la Asamblea de Madrid, de encerrarnos en la sede de la Dirección de RRHH, hemos conseguido su reactivación, su relanzamiento, la incorporación de todos los profesionales a la misma, que los fijos ya estemos cobrando al menos una parte de lo que nos corresponde, que tengamos unos plazos cerrados para su recuperación íntegra, y que en breve podamos cerrar el cómo se incorporan al pago los no fijos.

El próximo 8 de mayo nos enfrentamos a las urnas, al refrendo o rechazo de nuestros compañeros, a la realidad de lo que nos merecemos. Somos conscientes de la dificultad que entraña este proceso. Pero también lo somos de que AMYTS es una organización profesional que defiende a los profesionales, que es su referente, que siempre estará ahí para defenderlos. No dudamos que se podrían hacer mejor las cosas, pero a empeño, ganas, trabajo, dedicación y entusiasmo, no nos gana nadie.

Es importante participar de las elecciones, votar, ejercer el derecho a castigar o respaldar, pero al menos no dejar de hacerlo. Si quieres que tus intereses, tu voz, tus inquietudes, se vean representadas, ejerce el derecho al voto y hazlo en conciencia dando la confianza a quien entiendas mejor los defenderá. Sea cual sea al final el resultado, gracias a todos por estar ahí, por vuestros apoyos y vuestras críticas. Tu voto puede cambiarlo todo.

Julián Ezquerra Gadea
Médico de familia. Secretario General de AMYTS

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x