EDITORIAL. Los retos de la Sanidad de Madrid, por Daniel Bernabeu

0
Dr. Daniel Bernabeu.

El pasado 27 de enero fue uno de esos grandes momentos a los que cualquier persona implicada en una lucha por la justicia y la razón aspira: la victoria. La retirada del proyecto madrileño de privatización y la dimisión del Consejero de Sanidad, el Sr. Lasquetty, nos hacen volver a soñar con esas películas en las que los buenos siempre ganan. Y en esta película, la sanidad pública, los sanitarios y los ciudadanos hemos sido los buenos.


Aunque es tentador iniciar el análisis de lo que ha supuesto esta confrontación, de estos ‘infernales’ 15 meses de huelgas, calle y despachos judiciales, de su impacto social, del desgaste político de un gobierno y un consejero incapaces, de los ganadores, de los perdedores, etc; consideramos que puede posponerse.

AMYTS entiende que hay prioridades urgentes que acometer tras un año entero de desgobierno en la sanidad pública de Madrid. Asuntos de orden mayor que afectan a trabajadores sanitarios y a pacientes. Y de entre todos ellos, que son muchos, quisiéramos destacar dos: la eventualidad y las listas de espera.

AMYTS dirigió, nada más conocerse la derrota judicial del equipo de gobierno de Madrid, una carta al dimitido Sr. Lasquetty solicitando un trato igualitario y ‘humano’ a los médicos y titulados superiores de los NNHH, sometidos a contratos eventuales de renovación mensual. Esta carta se le ha hecho extensiva al nuevo consejero, el Dr. Javier Rodríguez: la exigencia de estabilidad laboral para una plantilla de profesionales altamente cualificados que son absolutamente necesarios para el buen funcionamiento de la Sanidad de Madrid. No solo su renovación por periodos prolongados o anuales, sino su estabilización con interinidades y ofertas públicas de empleo.

AMYTS también entiende que las listas de espera en Madrid se han convertido en un entramado de intereses comerciales y electoralistas, ajenos a la medicina, que solo han conseguido perjudicar a los sufridos usuarios del SNS. Hay oscurantismo, descoordinación y descontrol en su gestión. Los hospitales y los servicios especializados han sido mutilados en sus posibilidades de gestión y racionalización; las derivaciones a centros concertados se han utilizado de forma desmesurada con objeto de descapitalizar a los centros públicos y posibilitar despidos o no renovaciones de personal, tanto sanitario como administrativo,… y el resultado, lo que vivimos quienes estamos a pie de paciente, es vergonzoso.

Es imprescindible potenciar el uso de los centros hospitalarios en turno de tarde; posibilitar que los profesionales decidan si quieren cumplir su jornada de 37,5 horas atendiendo a pacientes en horario de tarde, en vez de quitarles 200€/mes del trabajo de sus guardias; hay que permitir que los centros vuelvan a gestionar a sus pacientes, recurriendo al ‘call center’ de derivaciones cuando sea necesario y aconsejable para el paciente, no para estrategias privatizadoras o electoralistas; hay que dotar adecuadamente a los centros de personal administrativo que libere de las cargas burocráticas a médicos e investigadores, para que se dediquen a lo que realmente hacen bien: curar.

El nuevo Consejero de Sanidad, el Dr. Javier Rodriguez tiene un importante reto ante sí, recomponer las relaciones laborales con el personal sanitario y reconducir la gestión de las listas de espera y las derivaciones. AMYTS le tiende la mano, porque creemos que una sanidad pública y de calidad es posible, y porque los ciudadanos de Madrid, nuestros pacientes, se lo merecen.

Daniel Bernabeu Taboada,
presidente de AMYTS
Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x