Diario AMYTS del coronavirus, 4 de mayo de 2020

0

El largo fin de semana recién superado en el que, por fin, hemos podido salir a pasear sin excusas, nos trae un importante descenso en el número de nuevos infectados, lo que a buen seguro es un artefacto debido a la menor declaración de casos en festivo. Probablemente se compense con incrementos en los dos días siguientes, y sigamos moviéndonos en el suave descenso con que transcurrió la semana pasada.

El proceso de desescalado sanitario también se ha concretado algo más en este mismo fin de semana, con la aparición en el BOE de la Orden SND/387/2020, de 3 de mayo, por la que se regula el proceso de cogobernanza con las comunidades autónomas y ciudades de Ceuta y Melilla para la transición a una nueva normalidad. En ella se explicitan algunos indicadores para una desescalada “personalizada” a nivel provincial o insular en el interior de las Comunidades Autónomas: una declaración adecuada de la situación epidemiológica, y la disponibilidad (inmediata o en un plazo inferior a cinco días) de 1,5-2 camas de UCI y 37-40 camas hospitalarias por diez mil habitantes, lo que para la Comunidad de Madrid significarían al menos 975 camas de UCI (el doble de la dotación basal) y 24.000 camas hospitalarias. Se van poniendo números a las exigencias del sistema sanitario para afrontar con éxito esta nueva fase y sus riesgos.

Pero se realiza, en la misma Orden, una recomendación que compartimos: garantizar la disponibilidad suficiente de recursos humanos con un nivel no inferior al alcanzado en la primera prórroga del Estado de Alarma, lo que a nuestro entender significa renovar todos los contratos de refuerzo y contratar a todos los especialistas que terminan su formación a finales de este mes, pues su tarea ha sido (y será) insustituible durante la crisis COVID. Hemos de hacer una clara apuesta de futuro, como hemos dicho en más de una ocasión, en el adecuado refuerzo del sistema sanitario. Y así seguimos exigiéndolo, porque no apreciamos, de momento, esa clara apuesta en nuestra Consejería de Sanidad.

Por otro lado, nos hemos encontrado de nuevo con un apoyo externo, el de Amnistía Internacional, a la reivindicaciones de AMYTS de que se garantice, para la desescalada, un adecuado suministro de equipos de protección de calidad, que en nuestro caso consideramos como requisito indispensable para avanzar en ese proceso. No se puede poner en riesgo, nuevamente, y de forma tan desproporcionada, a los profesionales, y de la desescalada deberíamos beneficiarnos todos, y no una parte de la sociedad a costa de la desprotección de la otra.

>Nos preocupa también la forma en que nos enfrentamos a la desescalada sin una garantía clara de control epidemiológico: ni llegan las pruebas masivas, ni está ya hecho el estudio epidemiológico, ni tenemos una red de Salud Pública con capacidad para llevar sobre sus hombros el control de contactos, ni parece que se esté trabajando en ello. Una vez más: hay que pensar en el futuro, y hay que apostar decididamente por él. Y eso requiere un importante refuerzo de este área de conocimiento y actividad sanitarias.

Y lo que ya parece falto de toda decencia, ciudadana y política, que aunque no ha ocurrido en nuestra Comunidad Autónoma es fiel reflejo de la actitud de muchos dirigentes políticos, es la negación de una realidad que ha sido palpable para todos los profesionales: la falta de recursos asistenciales críticos en diferentes lugares y momentos. Suponemos que nuestros gobernantes lo hacen para descargarse de una responsabilidad que deberían reconocer y asumir; pero no podemos caer en el engaño y pensar que todo ha transcurrido con normalidad, ya que nos hemos manejado en una realidad sanitaria de contingencia y crisis, que no puede ser medida con los parámetros habituales. Debemos tratar de asumir entre todos, y hacerles asumir en especial a nuestros dirigente, que la realidad ha superado cualquier previsión, y que los profesionales han sabido dar la talla a pesar de todo, aún cuando la gestión de la crisis ha dejado mucho que desear. Sólo desde el reconocimiento de la realidad podremos avanzar por la difícil situación en la que nos encontramos.

Finalizamos el repaso de hoy con la revisión de la página de documentación técnica del Ministerio de Sanidad sobre coronavirus, en la que se han producido las siguientes novedades:

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x