Diario AMYTS del coronavirus, 4 de abril de 2020

0

El panorama general de la evolución de la infección por coronavirus continúa similar al de ayer, con cifras e indicadores que apuntan a una contención del crecimiento, y con un cierto alivio sobre la situación de hace una semana en muchas urgencias hospitalarias. Sin embargo, continúa la elevada carga laboral que soportan los profesionales, cuyo número se ve reducido por aquéllos que han sido afectados por la infección, muy numerosos, y, en el caso de la Atención Primaria, por los efectivos que se han desviado al hospital de IFEMA. Y siguen las tensiones sobre los servicios de intensivos, pues nos llegan noticias de algunos hospitales con problemas para poder colocar a todos sus pacientes críticos. Ojalá que la coordinación necesaria consiga resolver estas tensiones, y acabemos de superar con bien este período de gran presión para los facultativos que trabajan en dichas unidades.

Y tratando de asegurar el adecuado registro del horario extra de trabajo que los facultativos están realizando durante esta crisis, parece que la mayor dificultad surge en AP, donde es frecuente la comunicación de esos bloques extra en documentación no oficial. Por ello, hemos solicitado nuevamente a la Administración que, al igual que se está haciendo en IFEMA, se definan planillas oficiales publicadas con antelación y se registren adecuadamente, remitiéndolas por ejemplo desde cada Dirección Asistencial a Recursos Humanos. También creemos necesario que se establezcan unos criterios claros para su confección, que garanticen los descansos necesarios y una distribución justa de los turnos. Con todo ello se lograría una racionalización de la dedicación extra, que quedaría adecuadamente registrada para que tenga después su correspondiente y merecida compensación. En otros ámbitos, como SUMMA e IFEMA, parece que sí disponen de sistemas de registro formales que los propios profesionales pueden consultar y conseguir.

Continuamos reclamando que se reconozca adecuadamente el trabajo y formación de los residentes, y que no se opte por la prórroga del contrato para los MIR de último año, como ayer publicaba de nuevo el BOE. Sorprende que dicha publicación se produjera incluso antes de que tuviera lugar la reunión del Consejo Interterritorial, en el que se preveían visiones discrepantes, y de cuyo resultado aún no tenemos noticia. Todo esto está incrementando el malestar entre los médicos residentes, que están trabajando en primera línea y sufriendo, como el resto de profesionales, los riesgos de su actividad. No es de recibo esta actitud de las Administraciones hacia este colectivo, y continuaremos denunciándolo y tratando de cambiarlo.

Y seguimos, por supuesto, reclamando la adecuada dotación de equipos de protección para todos los profesionales que los requieren, y el reconocimiento de los períodos de baja motivados por COVID entre ellos como enfermedad profesional. A este respecto, es sangrante la actitud de las Administraciones sanitarias en el manejo de los profesionales afectados por la infección, con criterios de alta más agresivos que los que se tienen con el conjunto de la población, como ya les hemos indicado; a pesar de ello, la Comunidad de Madrid ha realizado una adaptación de la Guía de Actuación del Ministerio que aún es más arriesgada, al plantear que los profesionales que han tenido un contacto de alto riesgo sin EPI pueden incorporarse al trabajo mientras estén asintomáticos, hasta la realización de PCR  a la semana. Sorprende, cuando menos, el doble maltrato: déficit de equipos de protección, y ausencia de cuarentena para contactos de alto riesgo.

Finalmente, indicar que se acaban de producir dos novedades importantes en la página de documentación para profesionales en torno a COVID: una nueva versión del documento de información técnica sobre la infección, y la aparición de un nuevo documento, el Informe del Ministerio de Sanidad sobre los aspectos éticos en situaciones de pandemia, que parece una respuesta a las demandas realizadas desde diversos frentes, entre ellos AMYTS, de la publicación de criterios de priorización en situaciones  de escasez de recursos. Además, en la página dirigida a la población general hay abundantes recursos a los que merece la pena echar un vistazo, pensados sobre todo para pacientes y para la ciudadanía en general.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x