Diario AMYTS del coronavirus, 27 de mayo de 2020

0

Aún con las dificultades que supone la ruptura de la serie de datos de nuevos infectados, y la dicotomía entre los casos calificados como diagnosticados en el último día y los nuevos casos notificados (cifra siempre mayor), parece que continuamos en la zona “valle” de la curva epidemiológica del primer embate de la infección. Y continuamos insistiendo en la necesidad de prudencia: la “liberación” que supone el avance de fase trae riesgos asociados, ante los que hace falta ser muy prudentes.

Y es que no podemos olvidarnos que nos enfrentamos a un enemigo que causa muertes. Muchas muertes. Siempre demasiadas, pero en este caso sobre todo. Y pueden volver a producirse en mayor cantidad si no tomamos las medidas adecuadas. Por eso, esperamos que los actos de conmemoración a las víctimas que hoy se han multiplicado por la geografía nacional, los diez días de luto nacional decretados por el Gobierno y la reiteración semanal de nuestro reconocimiento a los profesionales fallecidos (#UnSilencioYUnaPalabra, que volveremos a realizar mañana) nos sirvan para recordar, volver a traer (re-) al corazón (-cordis) y no a la superficie corporal, el dolor sufrido, las pérdidas irrecuperables y los esfuerzos realizados para alcanzar la situación en la que estamos, y para comprometernos (prometernos juntos -con-) a no volver, en lo posible, a ella.

Y son muchos más los que han sufrido la enfermedad. Para ellos, el Gobierno ha reconocido desde el inicio la asimilación de la baja, cuando era necesaria, a la de accidente laboral, y así acaba de confirmarlo y reforzarlo para los profesionales sanitarios. Aún siendo un paso firme en el reconocimiento de derechos en caso de contagio, entendemos que no es suficiente, ya que para demostrar accidente laboral hay que probarlo, y eso puede generar sus dificultades. Nuestra opción clara sigue siendo la de reclamar el reconocimiento como enfermedad profesional, y así seguiremos haciéndolo en todos los foros, recomendando además a los profesionales afectados que reclamen en cambio de contingencia para que se reconozca como tal enfermedad profesional.

Y de cara al futuro, las cosas siguen pintando bastante regular. No parece haber una opción clara en la Comunidad de Madrid, sino tan solo cosmética, por el refuerzo del sistema sanitario, dada la incapacidad de la Administración para atraer a los profesionales que necesitamos. Una incapacidad que comienza en la Gerencia de Atención Primaria para este nivel asistencial, pero que a buen seguro pasa por la Consejería de Sanidad, la Consejería de Hacienda (liderada por quien no debe creer demasiado en la sanidad pública) y la propia Presidencia de la Comunidad, que es quien asume la responsabilidad ejecutiva de las decisiones tomadas por los diferentes departamentos. Las buenas palabras del viceconsejero tienen que transformarse en acciones efectivas, o se quedarán en humo, dejando en evidencia a todo un equipo de gobierno que quiere avanzar en las fases de desescalada dejándose pisar los profesionales por los gobiernos de las comunidades vecinas. Hay quien no cree aún, por lo que se ve, que para tener una Sanidad de futuro, hay que tener gestores de futuro e invertir más dinero en Sanidad, algo por cierto reclamado por el conjunto de la sociedad española.

De ahí que creamos que, efectivamente, a nuestras Administraciones sanitarias (central y autonómica) les falta convicción para tratar con seriedad al sistema sanitario y, sobre todo, a los profesionales, que son su verdadera alma. Por eso trabajamos en ambos ámbitos para exigir esa seriedad. Desde el comienzo de la profesión, como pretendemos con la propuesta de convenio MIR, que hoy hemos puesto a disposición de todos los interesados.

Finalmente, en nuestro repaso de hoy a la página de documentación técnica sobre coronavirus del Ministerio de Sanidad no hemos podido encontrar ninguna novedad.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x