Diario AMYTS del coronavirus, 10 de abril de 2020

0

En el segundo día festivo-no-festivo de esta peculiar Semana Santa, en la que las procesiones, de uno y otro tipo, van “por dentro”, parece reafirmarse la ligera mejoría de los datos de nuevos afectados, que continúa su tendencia levemente descendente. Parece que el esfuerzo del confinamiento está alcanzando su objetivo, y podemos seguir pensando en la mejor gestión posible de lo que aún nos queda por delante: controles de numerosos pacientes a domicilio, con numerosos traslados, progresiva recuperación de actividades no COVID en los hospitales y en Atención Primaria (AP), la sobrecarga que esto supondrá para una AP diezmada, condiciones en que se podrá comenzar a retomar la relativa normalidad posible… Aún estamos soportando el primer embate del gran reto que es esta pandemia.

Evolución diaria de nuevos casos, Informe de situación actual (Ministerio de Sanidad)

Son también signo de esperanza las múltiples noticias sobre llegada y reparto de material de protección, pero nos siguen llegando denuncias de carencia de equipamientos, sobre todo en AP. De ahí que, nuevamente, se haya decidido reclamar a la Gerencia de Atención Primaria que cuide especialmente este asunto, imprescindible para garantizar una atención sanitaria de calidad para la población y segura para el profesional (calidad total), y que se preste también la debida atención a la limpieza y desinfección de centros, dada la importancia del contagio por contacto con fómites potencialmente contaminadas. Teniendo en cuenta la situación en que se encuentran algunos de ellos, hemos pedido la colaboración de la Federación de Municipios y Provincias. Tan importante es el tema de los equipos de protección, por otro lado, que entidades de tan diverso ámbito de actuación como Amnistía Internacional, Médicos sin Fronteras y la Asociación Médica Mundial han exigido al gobierno que dote adecuadamente de dichos equipos a los profesionales, como condición sine qua non para afrontar adecuadamente la pandemia y evitar que éstos se conviertan en vectores de la enfermedad.

Y estamos incrementando la presión ante el Ministerio de Sanidad para que se replantee la situación de los MIR de último año una vez concluya su contrato actual. Seguimos pensando que no es de recibo que se les prorrogue el contrato y retrase la evaluación final, como el resto de sindicatos autonómicos integrados en la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos, por lo que desde allí se ha interpuesto un recurso por vía de medidas cautelarísimas para tratar de paralizar la propuesta ministerial, ya publicada en BOE. A la espera de todo ello, hemos reclamado a la Consejería de Sanidad que, en cualquier caso, la retribución de los residentes, desde que están implicados en la gestión de la crisis COVID, sea similar a la de un especialista contratado por el SERMAS.

La presión profesional está comenzando a tener algunos resultados, como es el caso de la nueva versión de la Guía de actuación con los profesionales sanitarios en el caso de exposiciones de riesgo en el ámbito sanitarios, cuya publicación mencionábamos ayer. Se ha introducido algún mínimo cambio favorable en el seguimiento de profesionales infectados por COVID. Hay que seguir trabajando para garantizar que los médicos y demás profesionales sanitarios expuestos o ya contagiados por COVID reciban un trato correcto por parte de sus empleadores, después del esfuerzo que están haciendo para afrontar la crisis.

Por lo demás, hemos encontrado en la página de documentación técnica sobre COVID del Ministerio de Sanidad un documento nuevo, a pesar de llevar fecha del 3 de abril, Información para profesionales sobre el uso de la infografía: “Afrontar el duelo en tiempo de coronavirus”

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x