EDITORIAL. “Señor Sánchez Martos, déjese de ocurrencias y frivolidades”, por David Laguna

0

“Señor Sánchez Martos: Déjese de ocurrencias y frivolidades”

Si uno teclea en Google “Rajoy ocurrencias frivolidades”, puede observar la cantidad de veces que nuestro presidente del gobierno en funciones utiliza esas palabras para denostar a sus opositores. Probablemente el señor Sánchez Martos no ha entendido las palabras que el líder nacional de su partido ha hecho, porque no deja de hacer manifestaciones que, como poco, pueden calificarse de esa manera, en vez de afrontar los problemas reales de la Sanidad madrileña y escuchar a los profesionales que la sostienen.

Los ejemplos de esta semana (y casi todas las semanas podría citar ejemplos distintos) es su intención de crear una academia de sanitarios eméritos y un libro blanco sobre la sanidad madrileña, prospectivo a 25 años. Por supuesto, todos tendrán dotación económica que habrá que quitar de otros conceptos “menos importantes” para el señor Sánchez Martos.

Parece que no le parece importante al señor Sánchez Martos retomar la Carrera Profesional, probablemente el único mecanismo de incentivo y motivación eficiente con el que cuentan nuestros profesionales médicos y de enfermería. Tampoco parece importarle sentarse a negociar unas Ofertas Públicas de Empleo justas y ajustadas a la realidad de nuestros días, e impone unas bases completamente alejadas de la excelencia. Ni tampoco que no haya traslados en atención hospitalaria ni mayor horizontalidad en la toma de decisiones dentro de los hospitales y servicios para que éstos y aquellos dejen de ser cortijos donde la dirección y los jefes hacen y deshacen arbitrariamente. Ni mucho menos le importa que se quiten 200 euros mensuales de las guardias de los facultativos, ni que haya dejado de reconocerse el importante esfuerzo a que los médicos de familia se ven obligados a diario para suplirse entre ellos, ni que no existan ayudas accesibles para la formación en forma de cursos y congresos que han dejado de financiarse. Ni tampoco parece importarle que haya una dotación instrumental obsoleta en muchos quirófanos, ni que la dotación personal y material en las urgencias de los grandes hospitales sea claramente insuficiente y los pacientes tengan que esperar horas hacinados en salas o, peor, en los pasillos. Ni, finalmente, parece importarle al señor Sánchez Martos que no haya suplentes en los centros de salud para cubrir las bajas médicas y el profesional médico deba autosuplirse (sin que nadie lo reconozca), tenga que manejarse con menos de 10 minutos por paciente y deba atender consultas que en ocasiones superan los setenta pacientes citados, sin contar con las urgencias.

Y es que parece que lo único que le interesa es aparecer en los medios de comunicación maquillando la realidad de nuestro día a día realizando manifestaciones de proyectos grandilocuentes y alejados de los verdaderos problemas de la sanidad.

Quizás, y solo quizás, el verdadero talante de nuestro consejero es el que los medios de comunicación reflejaban en las declaraciones de la delegada de la Asociación Hiru Hamabi de daño cerebral infantil, Paloma Pastor, que pueden ustedes encontrar en prensa.

Espero que el señor Sánchez Martos recapacite y se ponga a trabajar con los profesionales, los verdaderos humanizadores de la atención, y no dándonos la espalda. Menos televisión y más implicación.

David Laguna Ortega
Especialista en ORL, Hospital Universitario Doce de Octubre. Tesorero de AMYTS

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x